Entradas del mes de agosto de 2020

 [Nota: Este artículo es una recopilación de todas las entradas publicadas durante este mes]


Dibujo: Valdunquillo

3 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela de Valdunquillo, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Una mirada atrás…

3 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Han concluido mis vacaciones, y desde luego, han sido bastante «atípicas». Desde luego la COVID-19 ha marcado y dirigido nuestras vidas desde hace meses (y por desgracia lo seguirá haciendo), y este año, mi periodo vacacional era evidente que estaría marcado por la pandemia, dadas las restricciones existentes y las debidas precauciones que hay que tomar para evitar el contagio.

Pero más allá de todo esto, creo que aparte de recordarlas como las vacaciones-de-la-COVID-19, también debería recordarlas por el protagonista indiscutible del firmamento durante estas semanas: el cometa NEOWISE.

Y es que durante estos días he podido disfrutar junto con Verónica Casanova, de la observación de este espectacular cometa. Aparte de las fotografías que hayamos podido tomar, queda sobre todo el recuerdo de las horas que hemos podido disfrutar observándolo visualmente a simple vista y con prismáticos. Guardaremos de este cometa un hermoso recuerdo, al igual que en su momento lo hicimos del Hyakutake y del Hale-Bopp.

Y esas observaciones desde el patio trasero de nuestra casa, con prismáticos o a simple vista, me han hecho recordar principios de los años 80, cuando mis padres me regalaron el libro «El misterioso Universo» de la colección ‘El mundo en preguntas y respuestas’ de Ediciones SM, y en una de sus páginas mostraba a dos aficionados observando un cometa. Recuerdo como leía en aquellos momentos el libro y soñaba con algún día poder vivir una experiencia como la que se mostraba en aquella ilustración…

Por cierto, aún nos quedan algunas fotografías de este cometa por publicar…

🙂

 

Dibujo: Valdunquillo

4 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela de Valdunquillo, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cometa NEOWISE (II). 17 de julio de 2020

4 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

El cometa NEOWISE pasando por el número 26. Fotografía tomada con Verónica Casanova desde Valdunquillo (Valladolid). Fotografía con focal de 18 mm, 20 segundos de exposición a 3200ISO.

 

Dibujo: Espigas

5 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela de unas espigas, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cometa NEOWISE (III). 17 de julio de 2020

5 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Otra de las fotografías del cometa NEOWISE tomada con Verónica Casanova desde Valdunquillo (Valladolid) el pasado 17 de julio. En este caso con la vista de una antigua torre de iglesia y el nido de cigüeñas. Focal de 35 mm, 30 segundos de exposición a 3200ISO.

 

¿Es cierto que Newton nació el año en el que murió Galileo?

6 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

 

Es frecuente encontrar referencias a una anécdota sobre dos de las grandes mentes de la humanidad, Galileo Galilei e Isaac Newton, según la cual uno nació el año en el que murió el otro. Sin embargo, ¿Es cierto que Newton nació el año en el que murió Galileo? La respuesta es que no. No es cierto que ocurriese tal casualidad. Veamos de donde procede dicha confusión.

El año en cuestión sería 1642. Si buscamos el año de la muerte de Galileo veremos que es 1642 (8 de enero). A su vez, también podremos ver que Newton nació en 1642 (25 de diciembre). Sin embargo hay que tener en cuenta que el año de la muerte de Galileo se computa según el calendario gregoriano, mientras que el nacimiento de Newton se hace en base al calendario juliano. Si computásemos ambos sucesos en un mismo calendario, por ejemplo el gregoriano, Newton habría nacido el 4 de enero de 1643.

El calendario gregoriano fue instaurado por la Iglesia católica en el año 1582. Sin embargo, en el año de nacimiento de Newton, el calendario juliano seguía en uso en Inglaterra.

Para terminar, otra curiosidad. ¿Es cierto que Stephen Hawking nació 300 años después de la muerte de Galileo? Es cierto. Hawking nació el 8 de enero de 1942.


Se solicita colaboración para recabar observaciones sobre la ocultación de un TNO que tendrá lugar el 8 de agosto

7 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Hola:

Nos dirigimos a ti porque en algún momento anterior has colaborado con nosotros.

Como puede que ya sepas, se va a producir una ocultación por el objeto transneptuniano (TNO) con designación provisional 2002MS4, uno de los TNOs más grandes que aún no hemos podido caracterizar bien, y la ocultación es una oportunidad extraordinaria para obtener resultados muy muy interesantes. No descartamos poder encontrar algún satélite, o una atmósfera local, o incluso un anillo, y todo esto sería muy relevante. En cualquier caso, el poder determinar la forma, el tamaño y el albedo geométrico con gran precisión también es de gran relevancia y dará lugar a una publicación científica asegurada. Por ahora, no llegan a dos decenas los TNOs que han podido caracterizarse bien mediante ocultaciones. La ocultación se produce el día 8 de Agosto a una hora bastante cómoda para no tener que trasnochar.

Por razones muy excepcionales, la predicción de la ocultación es muy precisa, a diferencia de la mayoría de las predicciones de ocultaciones por TNOs, y tenemos un 95% de probabilidad de capturarla desde España. Como agosto es tradicionalmente muy buen mes en términos meteorológicos, tenemos una excelente ocasión de obtener datos únicos.

Los datos para observar la ocultación y otra información útil los tienes en esta página web construida específicamente para esta ocasión:

https://lesia.obspm.fr/lucky-star/occ.php?p=39076

Pero por si la web estuviera caída, que alguna vez ha ocurrido, en este link hemos puesto un mapa con la información relevante en la cabecera, aunque es algo menos preciso que el de la página web anterior.
https://cloud.iaa.csic.es/public.php?service=files&t=e4d7dfcc7450ba11d9a4616387e7d4f3

Conviene que te lo descargues y lo tengas a mano.

Lo que no conocemos bien es el diámetro efectivo real de este TNO, por lo que no sabemos bien la anchura de la franja de sombra. Si estás en la franja de sombra nominal o algo fuera, observa igualmente.

Hay que observar sin filtro para obtener el mayor cociente señal/ruido posible.

Si dispones de cámaras rápidas CMOS o vídeo CCD de alta sensibilidad, son más adecuadas que las cámaras CCD habituales porque éstas tienen tiempo muerto durante la lectura y grabación de la imagen.

En cuanto a tiempos de exposición, dependiendo del tamaño de tu telescopio y cámara, podrás necesitar entre 1s y 10s de integración. La estrella es de magnitud 14.5 en V y de 13.7 en R, por lo que es bastante más brillante de lo que solemos observar en ocultaciones por TNOs y permite que hasta telescopios de ~20cm puedan hacer alguna contribución. Intentaremos mandar pruebas reales con telescopios de diferente apertura y diferentes tiempos de exposición para que tengáis alguna referencia. Normalmente solemos trabajar con imágenes que tengan cociente Señal/Ruido (S/N) mejor que 5, pero para determinadas configuraciones, con cámaras sin tiempos muertos y bajo ruido de lectura, podemos conformarnos con S/N bastante más baja, y luego hacemos binning temporal, si hace falta.

Conviene ensayar la noche de antes, porque la ocultación se producirá justo al principio de la noche del 8 al 9 de Agosto, y no habrá mucho tiempo para encontrar la estrella y hacer los ajustes necesarios en el instrumental y software.

Es importante tener bien sincronizado el tiempo del ordenador. El software gratuito dimension4 suele funcionar razonablemente bien.

Si usas maximDL para la adquisición, fijate en que esté activada la opción para grabar el tiempo en las cabeceras con mayor precisión de 1s, aunque sea fijando el valor shutter delay a 0.0s.

Una vez obtenidos los datos, si tú mismo puedes hacer una reducción preliminar, puede venir muy bien. Hay un software gratuito llamado fotodiff que mucha gente usa y que aparentemente es fácil de usar para obtener curvas de luz. También astroimagej y otros paquetes gratuitos (y no gratuitos, como MaximDL) permiten hacer fotometría sobre las imágenes.

Si tienes algún colaborador habitual al que le pueda gustar observar el evento y tenga medios adecuados, por favor, avísalo.

Esta ocultación está siendo organizada dentro del paraguas de un proyecto financiado por la unión europea, del programa marco H2020 de investigación científica, denominado «Lucky star»

https://lesia.obspm.fr/lucky-star/index.php

, que es resultado de una colaboración entre los grupos de París, Granada y Río. Si tú o un colaborador próximo obtenéis datos de la ocultación, por favor, ponte en contacto con alguna persona de estos equipos, para proporcionar los datos y participar en la publicación científica que salga, y por favor, no hagas públicos todos los datos sin hablarlo previamente con nosotros, ya que todo el esfuerzo financiado por la unión europea va encaminado a la publicación de trabajos en revistas científicas, con liderazgo de los grupos que integran el proyecto, no de terceras partes.

Saludos,

Jose Luis Ortiz (ortiz@iaa.es), Pablo Santos (psantos@iaa.es), Nicolás Morales (nicolas@iaa.es), René Duffard (duffard@iaa.es), Mónica Vara (mvara@iaa.es), Estela Fernández (estela@ucf.edu) y la colaboración Lucky star

Dibujo: Nubes al anochecer

10 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela de un anochecer con nubes, realizada sobre papel Arches de grano fino de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Guía completa para la observación de las Perseidas 2020

10 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

 

Los meteoros Perseidas este año se verán excesivamente afectados por la presencia de la Luna durante la segunda parte de la noche, en fase menguante, durante su máximo. Su alta actividad, hace que los valores de la THZ alcance hasta los 100 meteoros/hora durante el máximo, Las Perseidas (Código IMO: PER) es un radiante que comienza su actividad a mediados-finales de Julio (hacia el día 17) y termina el 24 de Agosto, teniendo sus meteoros velocidades muy altas, y siendo fácil la observación de bólidos (meteoros cuya magnitud aparente es superior a la -2,0). Las Perseidas, también conocidas como las lágrimas de San Lorenzo por la fecha en que ocurre el máximo, son originadas por el cometa 109P/Swift-Tuttle.

Como imagen cabecera del post se presenta una carta con la deriva del radiante mientras dura su actividad (Fuente del mapa: IMO). Este año el máximo tendrá lugar el día 12 de Agosto.

Pero, ¿Qué es la THZ?

Hay diferentes datos que se pueden obtener de las observaciones. Estos son: Relación poblacional, tasa horaria zenital y densidad espacial. De ellos, el más usado es la tasa horaria zenital, o THZ, siglas que usaré a partir de ahora a lo largo de la exposición para referirme a ella. La THZ refleja la cantidad de meteoros que es posible observar en una hora bajo unas determinadas condiciones. Para comprender mejor la explicación que a continuación detallo es necesario tener delante los apuntes sobre actividad de meteoros, que indica la fórmula que nos permitirá calcular la THZ.


La THZ, es resultado de 4 factores:

1. La Tasa horaria, que es el número de meteoros vistos por un observador por unidad de tiempo. Este dato es muy subjetivo, ya que no todos los observadores ni lugares de observación se encuentran en las mismas condiciones.

2. El factor de cielo cubierto en nuestro área de visión. A medida que aumentan las nubes, aumenta la posibilidad de quedar ocultos por ellas los meteoros.

3. El factor de Limite de Magnitud, habitualmente denominado MALE. El MALE nos indica la estrella más débil visible en el cielo, por lo tanto es indicador de la calidad del cielo que observamos.

4. El factor de altura de radiante, que determina la altura del punto radiante sobre el horizonte, ya que, a medida que esta sea menor, es más probable que los meteoros nos queden ocultos por el horizonte.

Así pues, podríamos decir que una THZ son los meteoros visibles en 1 hora, siendo visibles estrellas de la magnitud 6,5 en el cielo, sin nubosidad y con el radiante situado en el zenit. Los tres últimos factores es importante que sean bajos, ya que aumentarían artificialmente los valores de Actividad.

La observación visual

Para la observación de meteoros disponemos de varias técnicas, entre las cuales, las más accesibles a los aficionados son la visual, la fotográfica y la telescópica. Además también se suelen realizar observaciones con equipos de vídeo, radar y últimamente debido a las ventajas de las cámaras CCD, también con CCDs. Cada una de ellas dispone de una serie de ventajas e inconvenientes.

Antes de comenzar cualquier observación deberemos preparar todo el material, como bolígrafos, los partes de observación, mapas, en casos de observación visual las tablas de magnitud límite, una linterna roja, a ser posible de las que tienen pinza para tener las manos libres, un reloj y una tabla donde apoyar las hojas. Así mismo es importante tener una silla cómoda. Y sobre todo mucha ropa de abrigo y termo con café.

 

Antes de empezar a observar en cada intervalo de tiempo prepararemos los mapas de las zonas a estudiar y situaremos visualmente el punto radiante para clasificar claramente la asociación o no de un meteoro al radiante. Si bien, hacer esto no es aconsejable en las primeras observaciones pues corremos el riesgo de asociar todos los meteoros vistos al radiante por pura sugestión.

La técnica visual es la más accesible de todas ellas, y posiblemente la más sencilla de realizar dentro de la astronomía amateur. De todas las maneras de observar meteoros ésta es la más practicada con diferencia.
Solamente necesitamos unos cielos limpios, transparentes, con una magnitud límite que no debe bajar de la 5, y paciencia. Consiste en observar el cielo e ir anotando los meteoros que vamos viendo.

Los mínimos datos a recoger son el radiante del que procede el meteoro y la magnitud visual del mismo. Datos como el color únicamente los tomaremos cuando la actividad sea muy baja y el registrar dicho dato no suponga el perder de manera notable atención a la observación. Otro dato también interesante a registrar es la velocidad, si bien, en caso de no anotarla, deberemos tenerla en cuenta a la hora de clasificar un meteoro dentro de un radiante. Por ejemplo, un meteoro de velocidad lenta no puede ser clasificado como Perseida, pues la característica de este radiante son las altas velocidades.

También es habitual dibujar en unos mapas diseñados a tal efecto los trazos de los meteoros, para mejorar la precisión en la clasificación de los mismos. Este se vuelve especialmente importante cuando trabajamos con los denominados complejos de radiantes, donde se sitúan en una pequeña área del cielo varios radiantes, tales como las virgínidas en Marzo, el complejo de Acuario en Julio y las Táuridas en Noviembre, pues así se puede clasificar con mayor precisión los miembros de cada radiante.

La observación visual hay que realizarla en intervalos de tiempo no inferiores a 45 minutos, ni tampoco realizar observaciones muy prolongadas sin descansos.

Según sea la actividad deberemos modificar nuestra manera de registrar los datos.

Con baja actividad, podemos rellenar la mayor parte de los datos del parte de observaciones. Podemos tomar datos como la hora exacta sin ser necesario registrar con precisión de segundos, el color, la velocidad, dibujar el trazo, etc…

En caso de actividades altas, deberemos centrarnos en los datos más importantes para intentar perder el menor número de meteoros mientras realizamos nuestras anotaciones, por supuesto nos olvidamos de dibujar su trazo en el mapa. Fundamentales son los datos de la magnitud y el radiante al que está asociado. En caso de no darnos tiempo a registrar la hora podemos realizar una agrupación por intervalos de tiempo.

En caso de actividad muy alta únicamente deberemos centrarnos en el radiante de alta actividad omitiendo el registro de los meteoros esporádicos o asociados a otros radiantes. Si aún así no somos capaces de seguir la actividad iremos apuntando los meteoros más brillantes de manera que seamos capaces de registrar la mayor cantidad de ellos dentro de un rango de magnitudes inferior.

En estos casos de actividad alta podemos recurrir a otro método diferente al de anotar los datos en papel. Consiste en registrar los datos en una grabadora etiquetando la cinta con el intervalo de tiempo en el cual se realizó la observación. Este método permite registrar la actividad con un mínimo tiempo muerto, que puede rondar a los 5 segundos contra los 30 segundos que puede significar el registro en papel, además de no ser necesario perder la atención del cielo. La desventaja de esta técnica reside en que en caso de estar acompañado, las voces de los acompañantes también quedan registradas.

Así mismo nuestras observaciones se deben centrar en una distancia de 40º del radiante en estudio. Otro error habitual es realizar en observaciones en grupo el registro de los datos de todos los observadores en el mismo parte. Esto anula totalmente la validez de la observación. Cada observador debe usar su parte y realizar sus mediciones de magnitud límite individualmente.

El registro fotográfico

La técnica fotográfica tiene como ventaja la precisión de la medida de los trazos, cosa muy difícil de lograr en técnicas visuales, sin embargo el campo visual de esta técnica es generalmente más reducida a no ser que usemos gran angulares, y el rango de magnitudes está más limitado, pues generalmente es difícil registrar meteoros con magnitudes más débiles de la 2, mientras que en visual y con buenas condiciones podemos llegar incluso a la 5. Debemos tener en cuenta que si la relación poblacional de un radiante es de 2,5, significa que son visibles 2,5 veces más de meteoros de la magnitud 3 que de la 2.

Trabajando con varias estaciones separadas entre sí, generalmente unos 100 kilómetros se pueden determinar datos tales con la altura de comienzo y finalización del trazo o datos tan importantes como los elementos orbitales del meteoro.

Para esta técnica podemos usar una cámara réflex con un objetivo de 35 ó 50 mm de focal sobre un trípode y películas de 200 ó 400 ISO. De todos modos deberíamos hacer seguimiento con la cámara pues de lo contrario será obligatorio anotar la hora en que cada meteoro fue fotografiado, pues si no lo hacemos así para determinar su comienzo y final no podremos usar como referencia los trazos de las estrellas.

Además se suelen realizar las tomas con un obturador giratorio, que muestra en la fotografía el trazo del meteoro de manera discontinua, permitiendo calcular la velocidad el mismo.

Un reto: la observación telescópica

La tercera técnica consiste en la denominada observación telescópica la cual puede ser llevada a cabo o con telescopio o con unos prismáticos. La observación con prismáticos, es la más cómoda y agradable. Esta técnica las ventajas que tienen son gran precisión en determinar el trazo del meteoro y un rango que magnitudes que en prismáticos de 50 mm pueden alcanzar la 9 y en prismáticos de 80 mm hasta la 10 y 11. En el caso de telescopios estos deben ser preferiblemente reflectores muy luminosos, aconsejándose el uso de dispositivo binocular y con un campo nunca inferior a los 2º.

Sin embargo tiene dos desventajas muy notables, por un lado lo incómodo que puede llegar a resultar la observación por el hecho de tener que mirar prolongadamente por un ocular forzando generalmente posturas para realizarlo, y a que el campo visualizado es muy pequeño, con lo cual el número de meteoros observados es bastante reducido.

Generalmente esta técnica no es costosa pues con unos sencillos prismáticos de 50 mm ya nos es suficiente. Estos prismáticos suelen ofrecer un campo de 5º si trabajamos con 10 aumentos, lo cual es un campo agradable de trabajar, si bien serán aún mejores los de 7 aumentos, pues ofrecen 7º de campo y son más luminosos. De todos modos los prismáticos que generalmente mejores resultados ofrecen son los de 80 mm con 11 aumentos.

Generalmente los trípodes comunes que usamos para los prismáticos no suelen ser cómodos para este tipo de observación, por lo que se hace aconsejable construirse uno mismo un sistema de soporte de prismáticos en forma de horquilla que permita observar cómodamente sentado en por ejemplo un silla de playa con diferentes niveles de inclinación. Este sistema debe permitir disponer de las manos libres salvo para hacer los correspondientes ajustes para el seguimiento del centro del campo.

Los intervalos de observación suelen ser de 30 ó 40 minutos, por lo que es importante la comodidad, pues en una observación común, en dicho intervalo es muy probable que observemos entre 5 y 10 meteoros a lo sumo, por lo que apenas apartaremos nuestros ojos del ocular. Así mismo es fundamental realizar descansos.

Para estas observaciones es fundamental el dibujar el trazo del meteoro,  recoger datos como su magnitud y la velocidad. Está es una escala que va de la A a la F, siendo la A la velocidad más lenta, y F la más rápida. Generalmente es difícil clasificar los meteoros directamente y requiere un análisis más cuidado, pues la mayoría no comienzan o terminan en el campo de visión. Es importante familiarizarse con el campo y las estrellas antes de comenzar, e identificar las estrellas que usaremos para la comparación del brillo. Cuando observemos un meteoro, en lugar de pasar directamente a realizar el trazo en el papel, continuaremos observando por unos segundos para asegurarnos cuales son las estrellas que vamos a tomar de referencia para su punto de comienzo y su punto de finalización.

Algo fundamental en esta manera de observar es la precisión, pues sino tenemos cuidado, una de las ventajas de este método observacional se perdería. De hecho a la hora de medir las posiciones x e y del trazo en el mapa, se mide hasta con precisión de milímetro y se cuida la escala de la fotocopia del mapa. Así mismo en los partes existe una columna para indicar la fiabilidad de la observación.

 

Los centros de campo, denominados TFCs suelen situarse a 10 ó 15º del punto radiante. Existen ya juegos de mapas para cada radiante, en los cuales se indican estrellas de comparación.


Dibujo: Nubes

11 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

2 comentarios

Acuarela de un anochecer con nubes, realizada sobre papel Arches de grano fino de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Dibujo: Sol. AR2767. 27 de julio de 2020

11 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Dibujo de la región activa AR2767, realizado el 27 de julio, empleando el Solarscope.

 

Dibujo: Melgar de Arriba

12 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela de Melgar de Arriba (Valladolid), realizada sobre papel Arches de grano fino de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cometa NEOWISE (IV). 17 de julio de 2020

12 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Otra de las fotografías que Verónica Casanova y yo tomamos el día 17 del cometa NEOWISE, en este caso al lado de un palomar de Valdunquillo (Valladolid). Se aprecia un poco la cola iónica. Exposición de un 1 minuto a 3200ISO.

 

Dibujo: Costa

13 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

2 comentarios

Acuarela de una costa, realizada sobre papel Arches de grano fino de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Meteoros kappa Cygnidas 2020

13 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

1 comentario

Kappa cygnids

 

Tras las Perseidas, tenemos otro radiante activo en Agosto, si bien en este caso, de baja actividad. Son las Kappa Cygnidas (Código IMO: KCG).

Las kappa Cygnidas está activo desde el 3 hasta el 25 de Agosto, con el máximo mañana día 18. Tiene muy baja actividad, con una THZ de 3 meteoros/hora en base a los estudios de los últimos años, y el radiante está situado en A.R. 286º y declinación +59º. Los meteoros de este radiante son lentos, y este añola Luna no molestará al estar en fase nueva..


Dibujo: Sol, AR2770. 6 de agosto de 2020

14 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Dibujo del Sol con la AR2770, realizado el pasado 6 de agosto con el Mak90 y filtro mylar. Ocular de 25 mm que da 50 aumentos.

 

Dibujos: Pruebas con cielos

17 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Varias acuarelas haciendo pruebas de cielos en pequeños pedazos de papel Arches de grano grueso.

 

Resultados IMO de Perseidas 2020

17 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Crédito: IMO (https://www.imo.net/members/imo_live_shower?shower=PER&year=2020)

Ya pasaron la Perseidas de este año (ver artículo «Guía completa para la observación de las Perseidas 2020″) y aquí os compartimos los resultados provisionales publicados por la International Meteor Organization (IMO). El gráfico está basado en 37 intervalos de observación con 7861 meteoros Perseidas registrados. En base a dichas observaciones la THZ alcanzó un valor aproximado de 72 meteoros por hora en la noche del 12 al 13 de agosto.

Nosotros este año no hemos tenido suerte. Únicamente pudimos observar en la noche del 14 al 15 de agosto, y por poco tiempo. En mi caso, en un intervalo de 35 minutos observé 2 Perseidas (uno con estela) y 2 meteoros esporádicos. La MALE no era alta, de +5,65. Otro año será….

 

Dibujo: Playa

18 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela de una playa, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cometa NEOWISE (V). 17 de julio de 2020

18 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Fotografía del cometa NEOWISE tomada con Verónica Casanova el pasado 17 de julio desde Valdunquillo (Valladolid). Exposición de 2 minutos a 3200ISO.

 

Dibujo: Valdunquillo. Camino a observar el NEOWISE

19 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela del lugar desde donde observamos por primera ver el cometa NEOWISE, en Valdunquillo, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cometa NEOWISE (VI). 17 de julio de 2020

19 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

¿Adivináis desde dónde sacamos esta fotografía del cometa NEOWISE?

 

Dibujo: Puente romano de Cabezón de Pisuerga

20 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

2 comentarios

Acuarela del puente romano de Cabezón de Pisuerga (Valladolid), realizada sobre papel Arches de grano fino de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Los prismaticos: el gran aliado del observador

20 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

 

Ya estamos en verano, y es tiempo de observación. Buen tiempo y temperaturas agradables nos invistan a dedicar unas horas al estudio del firmamento nocturno. Unos de los instrumentos que más momentos de disfrute proporcionan al aficionado a la astronomía, son sin duda alguna, los prismáticos. Los prismáticos nos permiten observar el firmamento fácilmente por su gran portabilidad y gran luminosidad. Al combinar esta luminosidad con los pocos aumentos que suele tener, permiten la observación de grandes campos.

Las características a tener en cuenta son:

– Diámetro de las lentes objetivo: expresadas en mm, los recomendables para astronomía comienzan a partir de 40 mm. Hay muchos astrónomos amateurs que los usan como instrumento principal, teniendo prismáticos verdaderamente gigantes: en muchos casos alcanzan los 150 mm (se han usado muchísimo en búsqueda de supernovas y cometas, con mucho éxito). Con diámetros de 50 mm ya podemos observar fácilmente objetos de la magnitud visual +10,0.

– Aumento y pupila de salida: los aumentos normalmente varían desde los 7 a los 20 o más, dependiendo de las lentes objetivo. Si dividimos el diámetro por el aumento, nos proporciona la llamada salida de pupila. Por ejemplo, un prismático típico de 7×50, tendría 7 aumentos y unas lentes de 50 mm. Así, si hacemos 50/7=7 (redondeando), 7 sería la salida de pupila. Este valor es importante.La pupila de una persona joven en la oscuridad suele tener típicamente un diámetro de 7 mm y de una persona mayor, 5 mm. Así una persona joven podría captar toda la luz proporcionada por el instrumento, sin embargo una persona adulta no, pues su pupila es menor. A la inversa, un instrumento de muchos aumentos (p.e. 20×50) su pupila de salida es muy pequeña. Tampoco son muy recomendables los prismáticos «zoom» (excepto en instrumentos de gran  calidad óptica).

Además, evidentemente también cuenta la calidad de la óptica. En este sentido los instrumentos con mejores ópticas aumentan sensiblemente en precio. Es muy importante tener en cuenta, que en observaciones prolongadas necesitaremos un trípode robusto. Así mismo, por encima de los 15 aumentos, también se hace imprescindible el uso de trípode. Son típicos los prismáticos de 8×40, 7×50, 10×50, 10×60, 11×80 y 20×100.

Por experiencia personal, sin duda alguna estoy convencido de que os proporcionarán grandes momentos de observación, y acabarán convirtiéndose en un instrumento básico dentro de vuestro equipo.


Cometa NEOWISE (y VII). 17 de julio de 2020

21 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Última de las fotografías del cometa NEOWISE que Verónica Casanova y yo sacamos el día 17 de julio desde Valdunquillo (Valladolid). Focal de 55 mm, exposición de 1 minuto y 10 segundos a 10000ISO.

 

Dibujo: Cruce del Canal de Castilla con el río Sequillo

24 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela del cruce del Canal de Castilla con el río Sequillo en Tamariz de Campos, realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cráter Inuvik

24 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/ASU

Imagen en falso color del cráter Inuvik, situado cerca del casquete polar norte de Marte. La cámara THEMIS VIS contiene 5 filtros. Los datos procedentes de los diferentes filtros pueden ser combinados de diferentes maneras para crear una imagen en falso color. Estas imágenes en falso color pueden revelar variaciones sutiles de la superficie, que no serían fácilmente identificables en imágenes tomadas sin filtros. La imagen fue tomada el 19 de marzo de 2016, y está centrada en una latitud 78,51º norte y longitud de 331,78º.

Fuente de la noticia: «Inuvik Crater – False Color«, de JPL.

 

Dibujo: Castillo de San Martín de Valvení

25 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Acuarela del castillo de San Martín de Valvení (Valladolid), realizada sobre papel Arches de grano grueso de 300 g/m² y tamaño A4.

 

Cometa NEOWISE. 18 de julio de 2020

25 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Fotografía del cometa NEOWISE que Verónica Casanova y yo sacamos el 18 de julio desde Valdunquillo (Valladolid). En esta ocasión la sacamos con el telescopio R80/400 f/5 a foco primario. Exposición de 628 segundos a 1600ISO.

La estrella brillante que aparece junto a la coma del cometa es Talitha Borealis (Iota UMa).

 

Cometa NEOWISE. 24 de julio de 2020

26 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Última de las fotografías que sacamos Verónica Casanova y yo del cometa NEOWISE mientras era observable a simple vista. La fotografía fue realizada con el móvil el 24 de julio desde Valdunquillo (Valladolid).

 

Meteoros Alfa Auriguidas 2020

27 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

 

Nada más comenzar Septiembre tenemos un radiante de meteoros activo, las Alfa Auriguidas (Código IMO: AUR). Su actividad comienza el 28 de Agosto, finalizando el 5 de Septiembre. Este año está previsto que alcance la máxima actividad el 1 de Septiembre a las 7:00 horas TU, aunque la presencia de la Luna en fase llena afectará a la observación.

Es un radiante con meteoros rápidos y de baja actividad, típicamente con una THZ de 6 meteoros/hora, aunque en 1935, 1986 y 1994 tuvo actividades de hasta 30 meteoros/hora. El radiante está situado en A.R. 91º y en declinación +39º.

En la imagen cabecera del post aparece la deriva del radiante (Fuente: IMO).


M80. 19 de junio de 2020

28 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Fotografía del cúmulo globular M80, en Scorpius. Realizada con Verónica Casanova el 19 de junio desde Valdunquillo (Valladolid). Telescopio R80/400 f/5. Exposición de 5 minutos a 10000ISO.

 

El firmamento durante el mes de Septiembre de 2020

31 agosto, 2020Escrito por Fran Sevilla

Deja un comentario

Durante Septiembre podremos seguir disfrutando de los hermosos cielos estivales, además de aún seguir teniendo unas temperaturas nocturnas adecuadas. Si miramos hacia el sur (figura 1), poco a poco vamos viendo como la constelación de Sagitario nos abandona. Para agosto recomendamos la observación de la nebulosa de la Laguna (M8). Vamos a aprovechar el final del periodo de visibilidad de esta constelación, para observar otro objeto espectacular: la nebulosa Trífida. También conocida como M20 (NGC6514) es quizás una de las nebulosas más características del firmamento. Es la popular nebulosa Trífida y fue descubierta en 1750 por Guillaume Le Gentil. Situada en Sagitario, un poco al norte de la nebulosa M8 (de la que ya hemos hablado en un post anterior), está a 5.500 años luz de nosotros y se trata de una nebulosa de emisión, dividida en tres lóbulos (origen de su nombre) separados por líneas de polvo oscuro. Si bien tiene una magnitud de +6,3, es muy fácil de observar con prismáticos, y nos brinda un gran espectáculo con telescopios incluso de pequeña apertura. Tiene un diámetro angular de 20 minutos de arco (lo que, a la distancia que está situada, implica un tamaño de 12 años luz). Sus coordenadas son ascensión recta 18h 02m y declinación -22º 58′.

 

Si miramos hacia el este (figura 2), Perseo y Andrómeda ya van ganando altura a primeras horas de la noche. Esta región, a pesar de no tener estrellas brillantes destacadas, si que es rica en objetos. Por ejemplo, este mes vamos a centrarnos en la galaxia espiral de Andrómeda. Perteneciente al mismo grupo local de galaxias que la Vía Láctea, se trata de un objeto situado a 2,5 millones de años luz y visualmente situada en la región norte de la constelación, es fácil de localizar ya que tiene una magnitud aparente que la hace visible a simple vista desde cielos limpios y oscuros (magnitud +4,3). Desde luego todo un espectáculo con prismáticos y con pequeños telescopios. Si probáis a fotografiarla, también os resultará fácil de obtener una bonita imagen.

 

 

Mirando al cenit (figura 3), continúa reinando el triángulo del verano. Este mes vamos a recomendar una nebulosa planetaria, para que necesitaremos usar telescopio. M57, la nebulosa del Anillo o NGC6720: tres formas de denominar a este bello objeto. Descubierta en 1779 por Antoine Darquier, esta espectacular nebulosa anular quizás sea la más popular de las conocidas y de las más usadas en los libros de astronomía como ejemplo de esta categoría de objetos. Se trata de una nebulosa en la constelación de Lyra, entre las estrellas Beta y Gamma, con una magnitud visual de +8,8 y con coordenadas AR 18h 53m Declinación +33º 2′. Esta nebulosa lleva en expansión quizás unos 1600 años y la vemos con una inclinación con respecto a su eje de 30º. Se encuentra a 2300 años luz de nosotros y tiene un tamaño de 0,9 años luz. En su centro se encuentra la estrella enana blanca originaria: su brillo es de +15,0, y se necesitan potentes telescopios para observarla. Sin embargo la nebulosa se puede observar fácilmente con telescopios pequeños, aunque lo ideal es usar fuertes aumentos (no menos de 100) y telescopios con un diámetros de al menos 150 mm.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Nos encanta recibir tus comentarios y que participes!
Deja un comentario (Normas de participación)