Entradas del mes de septiembre de 2019

 [Nota: Este artículo es una recopilación de todas las entradas publicadas durante este mes]



Dibujo: Bajando al parque

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de las escaleras de bajada al Parque Ribera de Castilla (Valladolid), sobre papel A5.

AstroMarraskis.


Pandia, Ersa, Irene, Filofrósine y Eufema: las nuevas lunas con nombre propio de Júpiter

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Verónica Casanova

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]

 

Imagen: © NASA/ESA/Hubble Heritage Team

El poderoso planeta Júpiter tiene cinco lunas con nuevos nombres sugeridos por el público: Pandia, Ersa, Eirene, Philophrosyne y Eupheme.

Los nombres fueron elegidos a través de un concurso organizado por el Instituto Carnegie con la aprobación de la Unión Astronómica Internacional, el árbitro oficial de los nombres astronómicos.

Tradicionalmente, la IAU asigna un nombre temporal a los objetos recién encontrados (como planetas y lunas) antes de crear un proceso para asignar un nombre permanente. Durante los últimos años el público ha tenido la oportunidad de elegir nombres en algunos concursos, para estrellas y planetas, así como cráteres de Mercurio, entre otros objetos.

«Hay muchas reglas cuando se trata de cómo nombramos a las lunas», dijo el astrónomo de Carnegie Scott Sheppard en un comunicado; En 2018, Sheppard lideró el descubrimiento de 12 lunas orbitando en torno a Júpiter, cinco de las cuales fueron incluidas en el concurso. «Lo más notable», dijo, «los nombres jovianos requieren que sus muchas lunas tengan nombres de personajes de la mitología griega y romana que eran descendientes o consortes de Zeus o Júpiter». (Júpiter es el nombre romano del dios griego Zeus). Las 5 lunas recién nombradas son:

Pandia (anteriormente S / 2017 J4) lleva el nombre de la hija de Zeus y la diosa de la luna Selene y personifica a la Luna Llena.

Ersa (anteriormente S / 2018 J1) en la mitología griega, era la diosa del rocío, y su humedad alimentaba las plantas de la tierra, la que cambiaba según el poder de la Luna. Se decía que era la hija de Zeus y de la Luna (Selene), pero también que en lugar de hija de Selene, era hija de Eos. Era hermana de Pandia y del León de Nemea.

Irene o Eirene (anteriormente S / 2003 J5) significa «Aquella que trae la paz». Es una de las tres Horas, hijas de Zeus y Temis. Irene es la personificación de la paz y la riqueza y está representada en el arte como una joven y bella mujer llevando una cornucopia, un cetro y una antorcha o ritón. También se la puede representar con una corona de flores, una rama de olivo en la mano y una cornucopia en la otra, o también (como se puede observar en la foto), con Pluto, su hijo, en brazos. En la mitología romana su equivalente es la diosa Pax.

Filofrósine o Philophrosyne en inglés (anteriormente S / 2003 J15) lleva el nombre del espíritu de bienvenida y amabilidad, que también es la nieta de Zeus.  Fue la personificación de la amistad, la bondad y de la recepción. Era hija de Hefesto y Aglaya y hermana de Euclea (Buena reputación), Eutenea (Prosperidad) y Eufema (Aclamación).

Eufema, del latín Eupheme, «aclamación» ( anteriormente S / 2003 J3 ) fue la personificación de las palabras de buen augurio, aclamación, elogios, aplausos y gritos de triunfo. Era opuesta a Momo (Crítica). Era hija de Hefesto y Aglaya y hermana de Euclea (Buena reputación), Eutenea (Prosperidad) y Filofrósine (Amabilidad).

Más información en el enlace.

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]

 

κ-Cygnidas 2019

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Crédito: IMO imo.net

Tal y como comentamos en el artículo «Meteoros kappa Cygnidas 2019» el pasado 18 de agosto el radiante meteórico de las Kappa Cygnidas llegó a su máximo. Aquí os compartimos el gráfico generado por el IMO sobre la actividad observada. Se puede ver que el máximo se alcanzó el día 18 con una THZ (*) de 8 meteoros a la hora. Los datos se basan en 493 meteoros observados por 78 observadores diferentes.

(*) Para más información consulta el artículo «Observando meteoros (V): La tasa horaria zenital (THZ)«.

 

Dibujo: Anochecer con luna

AstronomíaDibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de un anochecer con luna, realizada sobre papel A5.

 


XXV ciclo de conferencias de astronomía y cosmología

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Un año más y de la mano de la Sociedad Astronómica Syrma de Valladolid, se celebrará el XXV ciclo de conferencias de astronomía y cosmología, XI Ciclo Carlos Sánchez Magro. Un evento que quienes estéis esos días por Valladolid, no os podéis perder. Consistirá en 5 conferencias entre los días 13 y 20 de septiembre.

Como en anteriores ediciones se celebrará en el Aula Magna en la Facultad de Ciencias (Campus Miguel Delibes) de Valladolid. Todas comenzarán a las 19:30, siendo la entrada gratuita y libre hasta completar aforo.

A continuación os detallamos el programa:

Viernes 13. A las 19:30: La lencería del Cosmos.

Sobre la naturaleza íntima del espacio-tiempo. Gravedad y cuerdas. Por José Daniel Edelstein Glaubach. Prof. Física teórica Univ. Santiago de Compostela.

Martes 17. A las 19:30: Mars2020 y más allá.

Actualidad e importancia en futuros retos de la exploración marciana. Por José Antonio Manrique Martínez. Unidad Asociada UVa-CSIC – Centro de Astrobiología.

Miércoles 18. A las 19:30: Física de partículas. Aceleradores, zoológicos y modelos.

Qué es una partícula y cómo hacemos para capturarlas y estudiarlas. Por Alberto Aparici. Instituto de Física Corpuscular de Valencia.

Jueves 19. A las 19:30: Un Calendario sencillo y eficaz.

Escalígero y la Data Juliana. Por Fernando Muñoz Box. Prof. Óptica Univ. Valladolid.

Viernes 20. A las 19:30: Ondas gravitacionales: el albor de una nueva era en la astronomía.

Detección e información que nos proporcionan. Por Alicia Sintes. Grupo de Relatividad y gravitación Univ. Islas Baleares.

¡No podéis faltar!

 

Meteoros Epsilon Perseidas de Septiembre

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Epsilon Perseids

Crédito: IMO

Este radiante menor, las Epsilon Perseidas de Septiembre (Código IMO:SPE), tiene actividad desde el 4 hasta el 14 de Septiembre, alcanzando el máximo el día 9. Tiene muy baja actividad (THZ), con tan solo 5 meteoros/hora y está situado en A.R. 47º/declinación +40º.

Sus meteoros son rápidos y en 2008 se observó un aumento inesperado, no registrado en los siguientes años. Este año las condiciones de observación no serán favorables debido a la Luna.

En la imagen cabecera del post aparece la deriva del radiante (Fuente: IMO).


La magnitud absoluta

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

 

Hace algunos años, hablamos del asteroide 2014AA (ver artículo «Posible entrada en la atmósfera terrestre del asteroide 2014AA«). Indicamos que su magnitud absoluta era de +30,9. Pero ¿Qué significa dicha magnitud?

La magnitud absoluta en estrellas

Primero describamos varios conceptos:

– Luminosidad: Total de energía radiada por segundo

– Flujo: Energía por segundo y metro cuadrado que llega a un detector

En estrellas se usa la luminosidad. Si medimos el flujo, y conocemos la luminosidad de la estrella, entonces la distancia puede ser entonces calculada. La luminosidad se relaciona con el flujo mediante la fórmula:

      L = 4 x pi x R^2 x F

donde L es la luminosidad, pi es 3,141592…, R es la distancia y F el flujo medido a la distancia R. Frecuentemente el flujo es expresado como magnitud aparente, mientras que la luminosidad como magnitud absoluta.

La magnitud aparente (m) está definida como una luminosidad relativa respecto a una estrella estándar:

      m = -2,5 x log ( F(*) / F(0) )

donde log es un logaritmo, F(*) el flujo de la estrella y F(0) el flujo de la estrella de referencia. Como se puede apreciar esta medición es independiente de la distancia. En la escala de magnitudes se usa como referencia, con valor 0,0 a Vega (alfa Lyrae). Inicialmente se seleccionó la estrella Polar, sin embargo esta es levemente variable con lo que presentaba problemas para hacer una escala válida. En el gráfico se ven ejemplos de la escala.

La magnitud absoluta (M) está definida como la magnitud aparente si el objeto estuviese a 10 parsecs de la Tierra. Entonces la distancia D (en parsecs) a la estrella será:

      m – M = 5 x log D – 5

Cometas y asteroides

Los asteroides y cometa, al estar a distancias mucho menores de nosotros que las estrellas, pierde sentido indicar la magnitud que tendrían a 10 parsecs. Por eso la magnitud absoluta en el caso de cometas y asteroides es la magnitud que tendría el cuerpo si cumple tres condiciones:

1.- Estar a 1 UA del Sol

2.- Estar a 1 UA de la Tierra

3.- La superficie que nos sería visible es 100% iluminada por el Sol

Existe una fórmula para conocer la magnitud aparente del cuerpo:

      m = M + 2,5 x log [ (d(Sol)^2 x d(Tierra)^2) / fase ]

donde m es la magnitud aparente, M la absoluta, d(Sol) la distancia al Sol en UA, d(Tierra) la distancia a la Tierra, y la fase entre 0 y 1. El logaritmo es en base 10 y el símbolo ^2 indica ‘elevado al cuadrado’.

Esta misma fórmula, con una variante (cambiando la distancia a la Tierra a otro punto y multiplicando la fase por la distancia del nuevo punto al Sol al cuadrado) se puede hacer el cálculo para cualquier punto del Sistema Solar.

 

Galaxia M106. 30 de junio de 2019

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Fotografía de la galaxia espiral M106 (NGC 4258), situada a 25 millones de años en la constelación de Canes Venatici. Tomada junto con Verónica Casanova el pasado 30 de junio desde Valdunquillo (Valladolid), con el telescopio R80/400 f/5. Exposición de 18 minutos a 10000ISO.

 

Dibujo: Apolo 11

AstronomíaDibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Por fin me he animado a hacer una prueba con acrílicos. Apolo 11 sobre papel A4.

 

Atlas, satélite de Saturno

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Continuamos en esta serie sobre satélites de Saturno ya con cuerpos de pequeñas dimensiones, y de los cuales poco se puede comentar. Pero el objetivo es presentar los satélites de este planeta mediante post pequeños. En este caso Atlas es un pequeño cuerpo irregular de dimensiones 37x34x27 kilómetros, situado en una órbita de radio 137.000 kilómetros que completa cada 0,6 días, y que está dentro del anillo A.

Fue descubierto en fotografías de la Voyager 1 en 1980. La principal característica de este cuerpo es un gran abultamiento ecuatorial debido a una cresta, similar a la que tiene el satélite Pan, y posiblemente como causa de acumular material procedente del anillo.


Hoy comienza el XXV Ciclo de conferencias de Astronomía en Valladolid

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Tal y como anunciamos la pasada semana, hoy comenzará en Valladolid el XXV ciclo de conferencias de astronomía y cosmología (XI Ciclo Carlos Sánchez Magro), organizado por la Sociedad Astronómica Syrma. Todas comenzarán a las 19:30 en el Aula Magna en la Facultad de Ciencias (Campus Miguel Delibes, siendo la entrada gratuita y libre hasta completar aforo.

Estas son las conferencias que se impartirán:

Viernes 13. A las 19:30: La lencería del Cosmos.

Sobre la naturaleza íntima del espacio-tiempo. Gravedad y cuerdas. Por José Daniel Edelstein Glaubach. Prof. Física teórica Univ. Santiago de Compostela.

Martes 17. A las 19:30: Mars2020 y más allá.

Actualidad e importancia en futuros retos de la exploración marciana. Por José Antonio Manrique Martínez. Unidad Asociada UVa-CSIC – Centro de Astrobiología.

Miércoles 18. A las 19:30: Física de partículas. Aceleradores, zoológicos y modelos.

Qué es una partícula y cómo hacemos para capturarlas y estudiarlas. Por Alberto Aparici. Instituto de Física Corpuscular de Valencia.

Jueves 19. A las 19:30: Un Calendario sencillo y eficaz.

Escalígero y la Data Juliana. Por Fernando Muñoz Box. Prof. Óptica Univ. Valladolid.

Viernes 20. A las 19:30: Ondas gravitacionales: el albor de una nueva era en la astronomía.

Detección e información que nos proporcionan. Por Alicia Sintes. Grupo de Relatividad y gravitación Univ. Islas Baleares.

 

Hubble y la expansión del Universo

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

 

En 1926, Hubble realizó observaciones espectroscópicas encontrando desplazamiento al rojo en 40 galaxias próximas. Al realizar un gráfico de distancia contra desplazamiento al rojo, encontró que a medida que crecía la distancia (calculada mediante variables cefeidas), aumentaba el desplazamiento al rojo, y por lo tanto mayor velocidad de recesión (o alejamiento). Asumiendo el principio cosmológico por el cual se supone que el Universo es homogeneo e isotrópico, la posición de nuestra Galaxia no es especial: hipotéticos observadores en galaxias remotas observarían lo mismo. Todas las galaxias se están alejando unas de otras.

La constante de Hubble nos da el ratio de expansión y fue calculada originalmente en un valor de 500 kms/s.Mpc. Actualmente el valor de la misma se estima entre 60 y 75 kms/s.Mpc. Esta gran discrepancia surge en parte a un fenómeno llamado movimiento propio de las galaxias, y que son movimientos intrínsecos de la misma en el espacio, independientemente de la expansión cosmológica, pudiendo ser desde nuestro punto de vista positivos o negativos.

Así, por ejemplo nuestra Galaxia y M31 se mueven ambas hacia el cúmulo de Virgo, y este movimiento no es debido a la expansión del Universo. Hubble se centró en galaxias cercanas (por obvias limitaciones técnicas de la época), donde dicho efecto es más notable. Sin embargo las galaxias cercanas el componente cosmológico se hace lo suficientemente notable como para ser mayor que el movimiento propio. En aquella época, observar galaxias cercanas implicaba que la observación se veía muy afectada por el movimiento propio: sin embargo, observar galaxias lejanas tenía como problema, el conocimiento exacto de la distancia, ya que por aquel entonces la principal manera de calcularla era mediante la observación de estrellas cefeidas, pero en galaxias lejanas eran inobservables. No fue hasta 1968 cuando se mejoró la forma de medir las distancias a las galaxias.

 

Dibujo: Patio

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Dibujo de un patio, realizado con acuarelas en papel A4.

 

Abierto el plazo de inscripción para el CEA 2020

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Web del CEA 2020. Crédito: Agrupación Astronómica Coruñesa Ío

Ya está abierto el plazo de inscripción para asistir el CEA (Congreso Estatal de Astronomía) que se celebrará en 2020. En esta ocasión se celebrará del 30 de abril al 3 de mayo de 2020, en la ciudad de A Coruña, y está organizado por la Agrupación Astronómica Coruñesa Ío. El plazo de inscripción estará abierto hasta el 2 de septiembre de 2019 al 31 de marzo de 2020, y podréis realizar la inscripción en el siguiente enlace:

https://xxivcea.org/es/inscripcion

Así mismo, la organización irá publicando más información en el siguiente enlace:

https://xxivcea.org/es/


Dibujo: Telescopio

AstronomíaDibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de un telescopio, realizada sobre papel A4.

 

Galaxia M51. 30 de junio de 2019

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Fotografía de la galaxia Remolino o M51, situada a 37 millones de años en Canes Venatici. Aunque ya en esa fecha comenzaba a aproximarse al horizonte oeste, es una gozada poder tirarle algunas fotografías. Tomada junto con Verónica Casanova el pasado 30 de junio desde Valdunquillo (Valladolid), con el telescopio R80/400 f/5. Exposición de 14 minutos a 10000ISO.

 

Noveno aniversario de Vega 0.0

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Tal día como hoy, pero del año 2010, nacía Vega 0.0. Un proyecto de divulgación de la Astronomía a la vez que compartir mis experiencias con los demás en esta maravillosa afición.

Durante estos 9 años, hemos publicado 4.357 entradas y hemos recibido más de 1.725.000 visitantes. En las redes sociales nos sigue mucha gente, 3.120 entre Twitter y Facebook.

Y todo ésto no hubiese sido posible sin la ayuda, apoyo y colaboración de mi mujer, Verónica Casanova. Desde estas líneas quiero dar las gracias a esta maravillosa persona alrededor de la cual orbita mi vida    😀

¡GRACIAS VERO!

Durante los tres últimos años, y como muchos habréis notado, el enfoque de Vega 0.0 ha cambiado notablemente. De estar principalmente enfocada a la divulgación, sin haberla abandonado del todo, ahora está más enfocada a compartir nuestras observaciones, dibujos y fotografías. Diversos motivos han llevado a este cambio. Sin profundizar en el tema, principalmente hay dos causas: cambio de la plataforma del blog, de Blogger a WordPress, y cambio de residencia, de Durango y Rentería, a Valladolid.

Quizás en el futuro, volvamos a la línea original de la divulgación, quizás a una mezcla entre divulgación y compartir nuestras experiencias. Quién sabe. Queremos agradecer a tod@s vuestra confianza en Vega 0.0 y vuestras visitas.

Y para celebrar este noveno año, hemos preparado un artículo que se publicará en breves minutos. ¡No os lo perdáis! Esperamos que os guste.

 

¡Un saludo y a por un año más!

 

Dibujo astronómico: Dibujando la Luna

AstronomíaDibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Figura 1.- Dibujo con pastel de Sinus Iridum

En este breve artículo os vamos a hablar del dibujo astronómico, y en concreto nos vamos a centrar en realizar un dibujo de la Luna. Pretende ser una guía de iniciación para un primer contacto con esta técnica. Nuestro satélite es un objeto que muestra grandes y ricos contrastes de sombras y luces, y tenemos una enorme cantidad de detalles superficiales al alcance de cualquier telescopio.

1.- Introducción

Durante muchos siglos, la única forma de conservar un registro de lo que se observaba en el firmamento era mediante la realización de dibujos. Nos quedamos maravillados ante los dibujos de la Luna realizados por Galileo o de la galaxia M51 realizado por William Parsons. Son innumerables los ejemplos que podríamos citar. Entonces llegó la fotografía, que permitía hacer un registro de lo observado con total objetividad, haciendo que la práctica del dibujo astronómico comenzase a ser abandonada. Hoy en día, con la llegada de las cámaras réflex digitales, las CCDs y software de procesado de imagen especializado, nos asombrados de las imágenes obtenidas por los astrofotógrafos de las maravillas que pueblan nuestro firmamento nocturno. Además, su coste ha descendido mucho y la astrofotografía es una técnica económicamente asequible. Ante este panorama, cualquiera diría que el dibujo astronómico es un absurdo y no tiene sentido su realización.

Sin embargo, y esta es mi opinión, creo hay diversos motivos para la realización de dibujos astronómicos. En primer lugar, el económico. Los materiales a usar tienen un coste muy inferior al necesario para realizar astrofotografía. Éstos pueden ser tan sencillos y baratos como una hoja de papel, una tabla para apoyar la hoja, un lápiz y una goma. Vamos, podríamos hacerlo por menos de 3 euros. Muy importante es también que este registro mediante dibujo de nuestras observaciones, pasado el tiempo y al menos a mí me ocurre, me trae unos recuerdos más intensos de dicha observación. Hemos registrado lo que nuestros ojos observaron, y no un chip electrónico. Es más, la realización del dibujo nos obliga a esforzarnos para apreciar detalles sutiles que, sin la debida atención, no veríamos.

Otra motivación es que no necesitamos ni emplear ordenador ni engorrosos procesados posteriores. Cuando monto el equipo para hacer astrofotografía, no puedo evitar pensar en lo sencillo y rápido que es preparar todo para hacer dibujo. Obviamente, como hemos comentado no podemos alcanzar la objetividad que nos permite alcanzar una cámara, pero sí que puede ser registro valioso en tanto intentemos reflejar en el papel los aspectos destacados del fenómeno.

En definitiva, sería como decir que pintar un cuadro al óleo no tiene sentido alguno porque existen potentes herramientas digitales que permiten hacer ilustraciones espectaculares a golpe de click.

Figura 2.- Dibujo con pasteles del cráter Theophilus

2.- Empezando a planificar la observación

Antes de ponernos a dibujar, lo primero que deberemos hacer es planificar que vamos a hacer. En el caso de este artículo, como hemos comentado, vamos a hacer un dibujo de algún detalle de la Luna (por ejemplo, un cráter) empleando un telescopio. Es fundamental decidir qué zona vamos a realizar y cuanta región vamos a incluir en nuestro dibujo. El tiempo que disponemos es limitado (porque tenemos que al día siguiente que madrugar y hay que irse a dormir, o bien porque desde donde observamos la Luna sea visible un tiempo limitado) y por tanto debemos intentar completar el dibujo en dicho tiempo. Si intentamos cubrir mucha superficie podría ocurrir que no logremos terminar el dibujo. Hay que recordar que cuanto más detalle queramos reflejar, más tiempo nos llevará. Y esto hay que tenerlo en cuenta, no quedaría bien un dibujo sin terminar, con la mitad muy detallada y el resto sin apenas detalle. Es preferible que nuestro dibujo tenga menos nivel de detalle, pero que éste sea el mismo en todo el dibujo.

Figura 3.- Ejemplo de dibujo de la Luna llena con acrílicos

También tenemos que decidir que técnica emplearemos para hacer el dibujo. Puede ser usando grafito (lápices) [Fig. 4], carboncillo [Fig. 5], pasteles (en barra o lápices) [Figs. 1 y 2], rotuladores o incluso otras técnicas si os animáis a experimentar [Fig. 3]. Mi recomendación es que comencéis con grafito y una vez tengáis experiencia, probar con carboncillo (más complicado por lo fácil que es manchar el papel) o pasteles (por ejemplo, durante los eclipses nos permitirá darle el toque de color). Siempre hay que tener en mente que todo lo hacemos de noche, con luz muy escasa, poca comodidad y condiciones desfavorables (frío, viento, humedad).

También deberemos elegir sobre qué papel lo vamos a realizar. A más gramaje, mayor resistencia a la humedad. Esto es muy importante pues por la noche la humedad aumenta notablemente y el papel comenzará a deteriorarse. Podría ocurrirnos que acabara todo arrugado o incluso rasgado por la punta del lápiz. Un buen gramaje podría ser 140 gramos por metro cuadrado. Pero que el material no sea la excusa para no dibujar, cualquier papel sirve, únicamente tendremos que tener mayor cuidado para que no se arruine nuestro trabajo.

Relacionado con el párrafo anterior, también hay que considerar el tamaño de la hoja. Un buen tamaño es el habitual A4. Podemos hacerlo en papel de menor tamaño como el A5 pero teniendo en cuenta que si bien es más manejable también puede ser muy limitante a la hora de dibujar áreas extensas. También podemos hacerlo en tamaños mayores, como el A3 o mayor, que nos permitirá dibujar con mayor libertad, pero también tendremos que tener en cuenta que es más engorroso manipularlo (según que tamaño podríamos necesitar un caballete) y de cubrir su superficie con el dibujo.

Otro aspecto importante es el color del papel. Además del clásico papel blanco, podemos usar papel negro. Este color de papel dará una potencia visual increíble a nuestros dibujos de la Luna. Sin embargo, para vuestros primeros dibujos os recomiendo empezar por papel blanco. Finalmente, no olvidéis llevar una tabla, carpeta u otro soporte donde poder apoyar y sujetar el papel. Podéis sujetarlo mediante pinzas o con cinta de carrocero (cuidado al despegarlo al finalizar) para evitar que se os mueva mientras dibujáis.

Y recordad que los detalles situados cerca del terminador lunar ofrecen detalles más contrastados y sombras más prominentes, que ayudarán a que vuestro dibujo tenga más fuerza visual.

Figura 4.- Dibujo con grafito del cráter Janssen

3.- Lo que necesitamos

Lo primero que necesitamos es evidentemente un telescopio. Cualquier telescopio sirve, aunque si tienes uno con montura ecuatorial motorizada, podrás despreocuparte de centrar continuamente el detalle a dibujar. También te recomiendo emplear filtro lunar. Si bien en observaciones cortas no es necesario, cuando es prolongada el brillo de la Luna puede ser molesto.

Figura 5.- Dibujo con carboncillo del cráter Tycho

Para la realización del dibujo además de lo ya indicado (lápiz -o carboncillo o pasteles-, goma, papel y una tabla o carpeta) podríamos necesitar un sacapuntas (no tires los restos al suelo y manches el campo), difumino, cinta de carrocero o pinzas para sujetar la hoja y una linterna. Por entrar en un poco más de detalle:

– Dibujo con grafito: lápices HB, 2B y/o 6B. Papel blanco

– Dibujo con pasteles: lápices o barras de pastel. Color blanco, uno blando y otro duro, y/o uno blando de color gris (ni muy claro ni muy oscuro). Lápiz de carboncillo 2B. Papel negro

– Dibujo con pasteles de colores, para un eclipse de Luna [Fig. 10]: lápices o barras de pastel por lo menos de los siguientes colores; blanco, rojo oscuro, naranja y amarillo. Lápiz de carboncillo 2B. Papel negro

Respecto de la iluminación, generalmente para astronomía se usa luz roja, aunque la Luna al ser brillante, podemos usar luz blanca. Si podéis usad una linterna que proporcione luz uniforme sobre el papel, e idealmente que se sujete mediante una pinza a la tabla o carpeta. Son habituales las que se sujetan con una goma a la frente, pero es incómodo encender y apagar continuamente para mirar por el ocular.

Por supuesto, es fundamental que estemos lo más cómodos posibles. Estaremos sentados, y en la medida de lo posible evitaremos posturas forzadas. ¡Y no olvidéis la ropa de abrigo!.

 

4.- Empezando a dibujar

Lo primero que realizaremos sobre el papel será el encaje. Consiste en, como el propio nombre dice, hacer una o varias cajas. Dichas cajas serán las que establecerán los límites para los detalles principales a dibujar. No vamos a llenar la hoja de cajas, pondremos una o dos [Fig. 6]. El objetivo es que únicamente sean de los principales detalles y que sirvan como referencia para el resto. Por ejemplo, podríamos encajar el cráter más importante del dibujo o quizás dos. Para ello haremos las cajas con lápiz HB y sin apenas presionar (lo suficiente para verlas con claridad), para que, en el dibujo final, estas líneas no se noten (no podrás borrarlas pues habrás dibujado encima). Recordad que en este artículo estamos dibujando inicialmente sobre papel blanco. Si el papel es negro, tendremos que tenerlo en cuenta pues el lápiz apenas podremos verlo sobre el fondo negro, y quizás necesitemos usar pastel blanco.

Lo más importante del encaje, es que nuestras «cajas» conserven una proporción adecuada con el objeto que va a contener. Por ejemplo, si el cráter tiene 1,5 veces más ancho que alto, la «caja» deberá conservar dicha proporción. En caso contrario el resultado final estará desproporcionado, y muy probablemente a mitad de dibujo lo tengamos que dejar porque nos resulte difícil situar otros detalles sin que el conjunto quede deformado. Todo esto lo hacemos a ojo, y la experiencia es la que nos irá enseñando a afinar poco a poco.

Figura 6.- Pasos en encaje y boceto

A continuación, haremos el boceto. Empezaremos a realizar las formas más importantes y destacadas, y al igual que antes, el objetivo no es hacer todo el dibujo, si no los principales detalles, que nos sirvan como guía. Por ejemplo, en el encaje haríamos una caja en la que quedaría limitado un cráter, y en el boceto, dibujaríamos las paredes del cráter dentro de dicha caja. Nuevamente usaremos un lápiz HB, y también realizaremos el trazo con suavidad.

Estos dos pasos anteriores, creo que son fundamentales. Debemos hacerlos sin prisas y con cuidado. De su resultado va a depender todo el trabajo posterior.

5.- Comenzamos a dar forma a nuestro trabajo

Ahora ya tenemos sobre papel una guía que nos permitirá comenzar a dar forma a nuestro dibujo de una manera fácil. Vamos a comenzar a dibujar los detalles superficiales [Fig. 7]. Si eres diestro te recomiendo ir haciendo el dibujo desde arriba a la izquierda hacia abajo a la derecha. Si eres zurdo, al revés, desde arriba a la derecha hacia abajo a la izquierda. Esto con lápiz no es importante, pero sí que lo será si lo vas a hacer con carboncillo o pastel, y no quieres arruinar el dibujo al rozar lo ya dibujado (recuerda, estamos de noche, con poca luz, viento y ropa de abrigo que abulta).

A la hora de dibujar, sobre papel blanco lo que hacemos es dibujar las sombras y los tonos grises, mientras que, si el papel usado es negro, lo que hacemos es dibujar las luces y zonas más brillantes, y los tonos grises. En el caso de usar papel negro usaremos pasteles blancos o grises [Fig. 9]. A mí me gusta usar los pasteles de la siguiente forma:

– Zonas brillantes: pastel duro blanco

– Zonas de brillo intermedio: pastel blando blanco, difuminándolo un poco

– Zonas de mares y fondos de cráteres, que tienen tonos grises y apagados: pastel blando. Si el pastel que usamos es blanco, aplicaremos poco y muy difuminado. Si es de color gris, no será necesario difuminar tanto.

Si lo hacemos sobre papel blanco y con grafito, yo suelo hacerlo del siguiente modo:

– Sombras: lápiz 2B o 6B sin difuminar. Pero no hago la sombre con la punta, si no inclinando mucho el lápiz, casi tumbado y suavemente.

– Zonas de mares y fondos de cráteres, que tienen tonos grises y apagados: lápiz 2B muy suave y difuminado. Dependiendo del grado de oscuridad aplicaremos más o menos cantidad de grafito

– Detalles finos que queramos resaltar: lápiz HB, pero sin apenas marcar

Figura 7.- Sombras y luces en la Luna

Primero nos centramos en dibujar los detalles principales, sin entrar mucho en detalle, pero reservando sin dibujar sobre las zonas donde vayan a estar detalles de menor tamaño (hay que intentar reducir lo máximo el uso de la goma). Posteriormente comenzamos a dar detalle. Conviene señalar que si prolongamos el dibujo varías horas, y sobre todo con grandes aumentos, podríamos ver como la longitud de las sombras cambia, lo cual puede afectar al resultado de nuestro dibujo [Fig. 8]. Por ello podría ser una buena idea marcar primero los límites de las sombras.

Figura 8.- Fotografías que muestra en movimiento de las sombras en la Luna en pocas horas. Crédito: Leonor Ana Hernández

Si dibujamos con pasteles blancos y grises sobre papel negro, podemos emplear un carboncillo negro (por ejemplo, un 2B) para retocar los límites entre sombras y luces. Pero lo haremos sin abusar del carboncillo, pues el negro del papel no suele ser tan oscuro como el que proporciona el carboncillo, y puede causar diferencias visibles en la tonalidad.

6.- Terminando nuestro dibujo

Finalmente toca rematar nuestro trabajo. Los bordes del área dibujada o bien podemos limitarla mediante un círculo, simulando el campo del ocular, o bien podemos difuminar los bordes para que la transición entre el área dibujada y la que no hemos usado, sea más suave. Y no olvides anotar en una esquina los datos de la observación como por ejemplo el nombre del cráter o región que has dibujado, la fecha, el telescopio, los aumentos empleados, etc.

Una vez en que ya estemos en casa es buena idea digitalizar el dibujo, para conservar una copia de tu trabajo en ordenador. Se puede hacer de dos maneras. Si empleas un escáner y el dibujo lo has realizado sobre papel negro, verás que en la imagen digitalizada se nota mucho la trama y rugosidad del papel, además de tener demasiada «luz». Tendrás que usar algún programa para ajustar la luminosidad y contraste de la imagen para que sea lo más fiel posible al tu trabajo en papel. Si lo has realizado sobre papel blanco, también tendrás que ajustar un poco la luminosidad y contraste, aunque no os dará tantos dolores de cabeza como cuando se usa papel negro. La otra alternativa es realizar una fotografía. En este caso tendréis que aseguraos de que la iluminación sobre el papel sea uniforme, de modo que no aparezca una zona más brillante que otra. Como todo, es cuestión de probar y ver el método que os da mejores resultados.

Figura 9.- Dibujo con pasteles del cráter Theophilus y Cyrillus

7.- Pasos seguidos

Resumamos los pasos que hemos seguido:

– Planificación: Antes de nada, pensamos que queremos dibujar y cómo lo vamos a hacer

– Encajamos: Limitamos con proporción correcta los principales detalles

– Boceto: Marcamos y ubicamos los detalles más importantes del dibujo

– Dibujamos: Empezando sin entrar muy en detalle y poco a poco vamos incluyendo detalles menores

– Rematamos y digitalizamos

8.- ¿Y ahora?

Cada nuevo dibujo os aportará ideas y experiencia cara a afrontar el siguiente. No os desaniméis si un resultado no os gusta, el siguiente os saldrá mejor. No tengo estudios en Bellas Artes ni conocimientos en dibujo, y lo que aquí os he presentado está basado en mi experiencia personal. Pero si necesitáis ayuda, no dudéis en dejar un mensaje en el apartado de comentarios y os intentaremos ayudar en todo lo posible. También os animo a experimentar sin miedo y buscar vuestro estilo personal. Y recuerda, se puede hacer con únicamente una hoja de cualquier calidad, un lápiz y una goma.

Dado que este artículo no aborda el tema en profundidad y se centra en un caso concreto, a continuación, os incluyo algunos materiales y fuentes adicionales que os permitirán ampliar la información aquí presentada, y que os será de gran ayuda.

Figura 10.- Dibujos con pasteles del eclipse de luna de julio de 2018

8.1- Libros sobre dibujo astronómico

– «Dibujo Astronómico«, Leonor Ana Hernández. Editorial Astromarcombo, 2016: [Esp] Os recomiendo la comprar de este libro de Leonor Ana Hernández. Es una maravilla. Está en español, y la gran experiencia de la autora en divulgación se refleja en la obra. Escrito con claridad, sencillez y enfocado para empezando de cero llegar a dominar la técnica. Nos enseña desde dibujar la Luna, a objetos de cielo profundo, pasando por planetas e incluso gran campo. Sin lugar a dudas, es un libro obligatorio en la biblioteca de cualquier apasionado a la Astronomía.
– «Astronomical sketching: a step-by-step introduction«, Handy/Moody/Perez/Rix/Robbins. Editorial Springer: [Ing] Magnífico libro sobre dibujo astronómico, aunque está escrito en inglés, pero que también cubre prácticamente cualquier objeto astronómico a dibujar.

– «Sketching the Moon: An Astronomical Artist’s Guide«, Handy/Kelleghan/McCague/Rix/Russell. Editorial Springer: [Ing] Libro dedicado al dibujo lunar.

8.2- Libros sobre dibujo en general

– «Dibujar es fácil«, Llobera/Oltra. Editorial Afha, 1963: [Esp] Se trata de una colección, de la cual tres volúmenes están dedicados al dibujo.
– «El gran libro del dibujo«, J.M.Parramón. Editorial Parramón: [Esp] Este autor tiene gran cantidad de libros dedicados al dibujo y pintura.

– «Art class, a beginner’s complete guide to painting and drawing«: [Ing] Ken Howard, Editorial Swallow Publishing Ltd, 1988.

8.3- En Internet

– «Dibujando el alma de la noche«: [Esp] Página web de Leonor Ana Hernández. Aquí podréis disfrutar de sus magníficos dibujos astronómicos.
– «La Orilla del Cosmos«: [Esp] Página web de Oscar Lleixa. En ella también encontraréis sus trabajos con gran detalle sobre como realizó la observación.
– «The belt of Venus«: [Ing] Jeremy Pérez nos presenta en su página una extensa colección de dibujos.
– «Astronomy Drawings«: [Ing] Otro gran dibujante astronómico que comparte sobre todo dibujos de objetos de cielo profundo.
– «Astroarte«: [Esp] Página web de Sofía López dedicada a la historia de la ilustración con temática astronómica y de la conquista espacial.
– «Tres vídeos sobre dibujo astronómico«: [Esp] Enlace a un artículo de esta página web que contiene tres vídeos de conferencias sobre dibujo astronómico.

– Canal de Youtube «Arte Vivo y Divertido«.

– «AstroMarraskis«: [Esp] Página donde comparto mis dibujos.


Dibujo: Urueña

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de la localidad vallisoletana de Urueña, realizada sobre papel A4.


Comienza el otoño en el hemisferio norte

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Crédito: Verónica Casanova & Fran Sevilla

Hoy 23 de Septiembre a las 9:50 hora oficial peninsular diremos adiós a verano y entraremos en el otoño, que durará 89 días y 20 horas. El comienzo del otoño viene marcado por un suceso astronómico, el equinoccio de otoño. Los equinoccios, del latín aequinoctĭum (noche igual), son los días del año cuya duración se iguala a la noche, y momento en el cual el Sol está en el ecuador celeste: durante el equinoccio de primavera el Sol cruzará del hemisferio celeste sur al norte, mientras que en el equinoccio de otoño, hará justo al revés, del hemisferio celeste norte al sur.

 

Dibujo: Iglesia San Martín de Frómista

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de la Iglesia San Martín de Frómista (Palencia), realizada sobre papel A4.

 

Nebulosa Norteamérica. 30 de junio de 2019

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Fotografía de la nebulosa Norteamérica (NGC7000), situada cerca de Deneb (alfa del Cisne). Se trata de la última imagen tomada junto con Verónica Casanova el pasado 30 de junio desde Valdunquillo (Valladolid), con el telescopio R80/400 f/5. Exposición de 11 minutos a 10000ISO. Imagen convertida a blanco y negro.

 

Dibujo: Árbol nevado

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de un árbol nevado realizado sobre papel A5.

 

Luna. 12 de septiembre de 2019

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Fotografía de la Luna tomada con Verónica Casanova desde Valdunquillo (Valladolid) el pasado 12 de septiembre. Realizada con el telescopio dobson de 210 mm f/3,9 y cámara del móvil.

 

Dibujo: Atardecer

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de un atardecer realizado sobre papel A5.

 

Partículas virtuales

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Los fotones son las partículas mediadoras de la interacción electromagnética, y son lo que se denominan, fotones virtuales: así mismo otras partículas mediadoras también son virtuales.

Pero ¿Qué es una partícula virtual? ¿Existe realmente? La existencia de una partícula virtual se produce temporalmente y mediante una violación de la conservación de la energía.

 

¿Cómo puede ocurrir ésto? Según el principio de incertidumbre de Heisenberg, el grado de conocimiento de cantidad de momento y posición de una partícula implica que existe cierto grado de desconocimiento. Pero no sólamente existe esta relación (la más conocida). Hay otra que relaciona energía y tiempo:

De este modo dentro de esta incertidumbre hay lugar para que exista una partícula virtual por un breve periodo de tiempo que será aproximadamente dada por la siguiente expresión:

Podemos aclararlo un poco más con un sencillo ejemplo, vamos a calcular al alcance de la fuerza nuclear débil. En este caso son los bosones W+, W- y Z0 las partículas mediadoras, que tienen masas entre 80 y 90 GeV (usemos por ejemplo 85 GeV para el ejemplo) Por la relación de incertidumbre de energía-tiempo dada anteriormente y conociendo que el valor de la constante de Planck es 6,583×10^(-25) GeV, tenemos que el tiempo es 7,74×10^(-27) segundos. Si suponemos que la partícula creada viaja a la velocidad de la luz, en el «tiempo de vida» que tiene, habrá viajado:

e = c x t = 3×10^8 x 7,74×10^(-27) = 2,32×10^(-18) metros
Como se puede ver, esta distancia es menor que el tamaño de un núcleo atómico.

 

Dibujo: Montes y costa

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de unos montes próximos a la costa realizada sobre papel A5.

 

Dibujo: Luna llena desde Valdunquillo. 13 de septiembre de 2019

AstronomíaDibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Pintura de la Luna llena tal y como Verónica Casanova y yo la vimos el pasado día 13 desde Valdunquillo (Valladolid). Realizada con acrílicos sobre papel A4.

 

Dibujo: Tormenta

Dibujo

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Acuarela de una tormenta realizada sobre papel A5.

 

Evidencias observacionales del Big Bang

Astronomía

(Editar Entrada)

Por Fran Sevilla

Crédito: Wikipedia

 

El modelo del Big Bang caliente se aplica para instantes posteriores a 10^(-32) segundos desde la creación del Universo. En momentos anteriores usaremos el modelo inflacionario. El gran éxito del modelo del Big Bang caliente es enorme acuerdo entre el modelo y las observaciones realizadas.Por otro lado, mediante la radiación de fondo cósmico (CBR) obtenemos una imagen del Universo cuando sólo tenía 300.000 años de antigüedad. El Universo temprano era difuso y no se podía observar nada directamente, lo cual limita nuestra capacidad de estudiarlo.

El modelo de Big Bang caliente está apoyado en observaciones que no son directamente realizadas en las épocas en las que el Universo era caliente. Estas son:

1.- Todas las galaxias distantes tienen un desplazamiento al rojo (y nunca al azul) que indica expansión.

2.- Las abundancias de elementos ligeros como el hidrógeno, helio-3, helio-4 o litio, no pueden ser explicadas únicamente mediante la evolución estelar.

3.- La radiación de fondo cósmico es isotrópica e indica que en dicho periodo caliente el Universo era extremadamente uniforme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Nos encanta recibir tus comentarios y que participes!
Deja un comentario (Normas de participación)