Entradas del mes de agosto de 2018

 [Nota: Este artículo es una recopilación de todas las entradas publicadas durante este mes]


El cielo a simple vista en agosto 2018

Astronomía

Por Josean Carrasco

Las estrellas brillantes que primero aparecen en el crepúsculo vespertino y destacan al anochecer son:

Arturo (Alpha Boo), Antares (Alpha Sco), Vega (Alpha Lyr), Altair (Alpha Aql),  Deneb (Alpha Cyg), estas tres últimas configuran el popular asterismo del TRIÁNGULO DE VERANO.  Más tarde vemos saliendo por el horizonte Capella (Alpha Aur) y Fomalhaut (Alpha PsA).


También son visibles en el crepúsculo vespertino los planetas:  VenusJúpiterSaturno y Marte.

Las estrellas brillantes que destacan al final de la noche y las últimas en desaparecer en el crepúsculo matutino son: Vega (Alpha Lyr), Altair (Alpha Aql), Deneb (Alpha Cyg), Fomalhaut (Alpha PsA), Capella (Alpha Aur), Aldebarán (Alpha Tau), Rigel y Beteldeuse (Alpha y Beta Ori), Cástor y Pólux (Alpha y Beta Gem), y Proción (Alpha CMi).

El cielo en verano. Cortesía de Iñaki Taboada

EL SOL EN AGOSTO 2018

Tiempos en horario peninsular y valores de AR y Dec  J2000 durante el tránsito solar en Donostia

Día 1

Día 15

Día 30

Comienzo Crepúsculo Matutino

04:59

05:24

05:48

Orto

06:56

07:12

07:28

Tránsito

14:14

14:12

14:08

Ocaso

21:31

21:12

20:48

Final Crepúsculo Vespertino

23:28

23:00

22:28

Ascensión Recta

08h45m44s

09h39m07s

10h34m25s

Declinación

+18 00′ 06″

+14 02′ 04″

+08 59′ 01″

LA LUNA EN AGOSTO 2018

Tiempos en horario peninsular de las fases lunares de este mes

Día

Hora

(Peninsular)

Constelación

Sale

Culmina

Se pone

Cuarto Menguante

4

20:18

Cet

01:27

08:25

15:32

Luna

Nueva

11

11:58

Leo

06:56

14:20

21:35

Cuarto Creciente

18

09:49

Lib

15:07

20:18

01:24

Luna Llena

26

13:56

Aqr

20:40

01:51

07:08

En verde aparecen las horas del día anterior al señalado en la tabla y en rojo las del posterior. En celda naranja la Luna está bajo el horizonte a esa hora

 

Tiempos en horario peninsular de los perigeos y apogeos lunares este mes

Día

Hora

(Peninsular)

Constelación

Distancia a la Tierra en Km

Perigeo

10

20:06

Cnc

358 081.9 km

Apogeo

23

13:22

Sgr

405 743.4 km

Las horas en celda naranja  señalan que la Luna está bajo el horizonte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PLANETAS EN AGOSTO 2018

 

Posiciones heliocéntricas de los planetas a mediados de agosto 2018

 

Ascensión Recta

Declinación (J2000)

Día 1

Cons

Día 15

Cons

Día 30

Cons

Mercurio

09h30m46s

Leo

08h54m37s

Cnc

09h24m18s

Leo

+09 56′ 15″

+13 26′ 47″

+15 32′ 36″

Venus

11h36m26s

Leo

12h26m34s

Vir

13h15m12s

Vir

+02 36′ 33″

-04 14′ 30″

-11 09′ 25″

Marte

20h26m04s

Cap

20h12m12s

Cap

20h07m10s

Sgr

-25 58′ 10″

-26 33′ 22″

-26 08′ 18″

Júpiter

14h46m25s

Lib

14h50m50s

Lib

14h57m43s

Lib

-15 02′ 36″

-15 25′ 52″

-15 59′ 12″

Saturno

18h14m18s

Sgr

18h11m37s

Sgr

18h10m06s

Sgr

-22 36′ 22″

-22 39′ 07″

-22 41′ 41″

Urano

02h01m10s

Ari

02h01m09s

Ari

02h00m28s

Ari

+11 45′ 16″

+11 44′ 53″

+11 40′ 53″

Neptuno

23h09m08s

Aqr

23h07m58s

Aqr

23h06m31s

Aqr

-06 31′ 20″

-06 39′ 04″

-06 48′ 26″

Tablas con las coordenadas J2000 de los planetas a primeros, mediados y finales del mes a las 0hUTC. Fuente JPL      

 

MERCURIO                       

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

2.9

2.9

-0.6

Sale

08:18

06:33

05:56

Culmina

14:58

13:27

13:01

Se oculta

21:38

20:22

20:05

Elongación

13.5º vespertino

10.8º matutino

17.7º matutino

VENUS

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

-4.2

-4.3

-4.4

Sale

10:54

11:15

11:31

Culmina

17:06

17:01

16:51

Se oculta

23:18

22:47

22:09

Elongación

45.1º vespertino

45.9ºvespertino

45.3º vespertino

Día 17 máxima elongación Este (46.2º)

MARTE          

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

-2.8

-2.5

-2.1

Sale

21:37

20:31

19:26

Culmina

01:51

00:43

23:40

Se oculta

06:06

04:55

03:54

JÚPITER         

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

-2.1

-2.0

-1.9

Sale

15:10

14:21

13:31

Culmina

20:14

19:23

18:31

Se oculta

01:18

00:26

23:31

SATURNO       

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

0.2

0.3

0.4

Sale

19:10

18:12

17:12

Culmina

23:41

22:43

21:43

Se oculta

04:12

03:14

02:13

Inclinación del Polo Norte

26.4º

26.5º

26.6º

URANO               

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

5.8

5.8

5.7

Sale

00:42

23:47

22:48

Culmina

07:31

06:35

05:36

Se oculta

14:19

13:24

12:24

NEPTUNO               

Día 1

Día 15

Día 30

magnitud

7.8

7.8

7.8

Sale

23:01

22:05

21:05

Culmina

04:39

03:43

02:42

Se oculta

10:17

09:21

08:20

Tablas con las horas de visibilidad de los planetas a primeros, mediados y finales de mes en horario peninsular. Fuente JPL       

ASTEROIDES BRILLANTES EN AGOSTO 2018

 

Tabla de los asteroides brillantes (hasta mag 10) visibles durante todo el mes a la noche

AR | Dec J2000

mag

Sale

UTC

Se pone

UTC

Cons

(3) Juno

03h11m18s| +09 56′ 51″

9.2

23:04

12:26

Cet

(4) Vesta

17h29m44s | -21 40′ 03″

7.0

15:38

00:29

Oph

Los valores de magnitud y las coordenadas J2000 son del día 15 a las 0h UTC. Las horas de salida y puesta también en UTC.  En rojo los asteroides en oposición este mes. Fuente JPL  

COMETAS BRILLANTES EN AGOSTO 2018

Por cortesía de José Joaquín Chambó Bris, aquí un enlace a su blog COMETOGRAFÍA, una magnífica publicación con información actualizada sobre los cometas más brillantes visibles en nuestros cielos.

 

[Artículo de Josean Carrasco, presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

 

Resultados e imágenes obtenidas durante el eclipse de Luna del pasado 27 de julio

AstronomíaDibujo

Por Fran Sevilla

Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova

Hago un alto en mis vacaciones para publicar las imágenes y dibujos que Fran Sevilla y yo obtuvimos el pasado 27 de julio del Eclipse de Luna desde la localidad de Ciguñuela (Valladolid).

Empleamos un equipo sencillo y transportable con facilidad: prismáticos 10×50, Canon EOS 500D con teleobjetivo de 70-300 mm, Meade ETX 90 mm. Además Fran Sevilla empleó diverso material de dibujo con unos resultados que enseguida veréis.

En la imagen que ilustra el post podéis ver una composición de las diferentes fotografías que tomamos a lo largo del eclipse que muestran como la Luna se desliza tras la sombra proyectada por la Tierra. Pero esta no fue nuestra primera fotografía. Primero retratamos el atardecer y el ocaso solar.

Atardecer en Ciguñuela. Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

Ocaso desde Ciguñuela. Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

También realizamos una fotografía de parte del equipo empleado.

Equipo empleado durante la observación. Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

Una vez que la Luna pareció tras la bruma situada en el horizonte Este, la fotografiamos junto al planeta Marte.

La Luna y el planeta Marte, reyes del cielo. Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

Después fuimos realizando fotografías y las dos siguiente están hechas con la cámara del móvil situada sobre el ocular del telescopio.

Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

También realizamos una secuencia final del eclipse con el objetivo de 70 mm para que apareciera también el planeta Marte. En ellas se ve como la Luna se va iluminando. Las nubes también acompañaron al final del evento.

Crédito: Fran Sevilla y Verónica Casanova.

Y ya por último, los dibujos que realizó Fran Sevilla durante la sesión.

Crédito: Fran Sevilla.

 

Mapa lunar de Rand McNally

Astronomía

Por Fran Sevilla

Que cosas se encuentran a veces en casa. Es el primer mapa de la Luna, que compré ya hace más de 30 años en la librería Lara de Valladolid (situada cerca de la Fuente Dorada y ahora ya cerrada, lo que me gustaba ir a ver libros). La cantidad de veces que lo usé con mis prismáticos y el telescopio RET-50 de 114mm

 

Perseida. 4 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Ya hemos logrado fotografiar nuestra primera perseida de 2018. Fue realizada con Verónica Casanova el pasado sábado 4 de agosto desde Valdunquillo (Valladolid). Cámara Nikon D5300, focal 18 mm, sin seguimiento. Exposición de 1 minuto a 1600ISO.

 

Observando meteoros: La observación visual

Astronomía

Por Fran Sevilla

 

Para la observación de meteoros disponemos de varias técnicas, entre las cuales, las más accesibles a los aficionados son la visual, la fotográfica y la telescópica. Además también se suelen realizar observaciones con equipos de vídeo, radar y últimamente debido a las ventajas de las cámaras CCD, también con CCDs. Cada una de ellas dispone de una serie de ventajas e inconvenientes.Antes de comenzar cualquier observación deberemos preparar todo el material, como bolígrafos, los partes de observación, mapas, en casos de observación visual las tablas de magnitud límite, una linterna roja, a ser posible de las que tienen pinza para tener las manos libres, un reloj y una tabla donde apoyar las hojas. Así mismo es importante tener una silla cómoda. Y sobre todo mucha ropa de abrigo y termo con café.

Antes de empezar a observar en cada intervalo de tiempo prepararemos los mapas de las zonas a estudiar y situaremos visualmente el punto radiante para clasificar claramente la asociación o no de un meteoro al radiante. Si bien, hacer esto no es aconsejable en las primeras observaciones pues corremos el riesgo de asociar todos los meteoros vistos al radiante por pura sugestión.

 

Los mínimos datos a recoger son el radiante del que procede el meteoro y la magnitud visual del mismo. Datos como el color únicamente los tomaremos cuando la actividad sea muy baja y el registrar dicho dato no suponga el perder de manera notable atención a la observación. Otro dato también interesante a registrar es la velocidad, si bien, en caso de no anotarla, deberemos tenerla en cuenta a la hora de clasificar un meteoro dentro de un radiante. Por ejemplo, un meteoro de velocidad lenta no puede ser clasificado como Perseida, pues la característica de este radiante son las altas velocidades.

También es habitual dibujar en unos mapas diseñados a tal efecto los trazos de los meteoros, para mejorar la precisión en la clasificación de los mismos. Este se vuelve especialmente importante cuando trabajamos con los denominados complejos de radiantes, donde se sitúan en una pequeña área del cielo varios radiantes, tales como las virgínidas en Marzo, el complejo de Acuario en Julio y las Táuridas en Noviembre, pues así se puede clasificar con mayor precisión los miembros de cada radiante.

 

La observación visual hay que realizarla en intervalos de tiempo no inferiores a 45 minutos, ni tampoco realizar observaciones muy prolongadas sin descansos.

Según sea la actividad deberemos modificar nuestra manera de registrar los datos.

Con baja actividad, podemos rellenar la mayor parte de los datos del parte de observaciones. Podemos tomar datos como la hora exacta sin ser necesario registrar con precisión de segundos, el color, la velocidad, dibujar el trazo, etc…

En caso de actividades altas, deberemos centrarnos en los datos más importantes para intentar perder el menor número de meteoros mientras realizamos nuestras anotaciones, por supuesto nos olvidamos de dibujar su trazo en el mapa. Fundamentales son los datos de la magnitud y el radiante al que está asociado. En caso de no darnos tiempo a registrar la hora podemos realizar una agrupación por intervalos de tiempo.

En caso de actividad muy alta únicamente deberemos centrarnos en el radiante de alta actividad omitiendo el registro de los meteoros esporádicos o asociados a otros radiantes. Si aún así no somos capaces de seguir la actividad iremos apuntando los meteoros más brillantes de manera que seamos capaces de registrar la mayor cantidad de ellos dentro de un rango de magnitudes inferior.

En estos casos de actividad alta podemos recurrir a otro método diferente al de anotar los datos en papel. Consiste en registrar los datos en una grabadora etiquetando la cinta con el intervalo de tiempo en el cual se realizó la observación. Este método permite registrar la actividad con un mínimo tiempo muerto, que puede rondar a los 5 segundos contra los 30 segundos que puede significar el registro en papel, además de no ser necesario perder la atención del cielo. La desventaja de esta técnica reside en que en caso de estar acompañado, las voces de los acompañantes también quedan registradas.

 

Así mismo nuestras observaciones se deben centrar en una distancia de 40º del radiante en estudio. Otro error habitual es realizar en observaciones en grupo el registro de los datos de todos los observadores en el mismo parte. Esto anula totalmente la validez de la observación. Cada observador debe usar su parte y realizar sus mediciones de magnitud límite individualmente.


Guía completa para la observación de las Perseidas 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

 

Los meteoros Perseidas este año tendrán condiciones muy favorables de observación respecto a la fase lunar, durante su máximo, pues prácticamente coincide con la Luna nueva. Su alta actividad, hace que los valores de la THZ alcance hasta los 100 meteoros/hora durante el máximo, Las Perseidas (Código IMO: PER) es un radiante que comienza su actividad a mediados-finales de Julio (hacia el día 17) y termina el 24 de Agosto, teniendo sus meteoros velocidades muy altas, y siendo fácil la observación de bólidos (meteoros cuya magnitud aparente es superior a la -2,0). Las Perseidas, también conocidas como las lágrimas de San Lorenzo por la fecha en que ocurre el máximo, son originadas por el cometa 109P/Swift-Tuttle.

Como imagen cabecera del post se presenta una carta con la deriva del radiante mientras dura su actividad (Fuente del mapa: IMO). Este año el máximo tendrá lugar entre las 20 horas TU del día 12 a las 8 horas TU del día 13 de Agosto.

Pero, ¿Qué es la THZ?

Hay diferentes datos que se pueden obtener de las observaciones. Estos  son: Relación poblacional, tasa horaria zenital y densidad espacial. De ellos, el más usado es la tasa horaria zenital, o THZ, siglas que usaré a partir de ahora a lo largo de la exposición para referirme a ella. La THZ refleja la cantidad de meteoros que es posible observar en una hora bajo unas determinadas condiciones. Para comprender mejor la explicación  que a continuación detallo es necesario tener delante los apuntes sobre actividad de meteoros, que indica la fórmula que nos permitirá calcular la THZ.


La THZ, es resultado de 4 factores:
1. La Tasa horaria, que es el número de meteoros vistos por un observador por unidad de tiempo. Este dato es muy subjetivo, ya que no todos los observadores ni lugares de observación se encuentran en las mismas condiciones.

2. El factor de cielo cubierto en nuestro área de visión. A medida que aumentan las nubes, aumenta la posibilidad de quedar ocultos por ellas los meteoros.

3. El factor de Limite de Magnitud, habitualmente denominado MALE. El MALE nos indica la estrella más débil visible en el cielo, por lo tanto es indicador de la calidad del cielo que observamos.

4. El factor de altura de radiante, que determina la altura del punto radiante sobre el horizonte, ya que, a medida que esta sea menor, es más probable que los meteoros nos queden ocultos por el horizonte.

Así pues, podríamos decir que una THZ son los meteoros visibles en 1 hora, siendo visibles estrellas de la magnitud 6,5 en el cielo, sin nubosidad y con el radiante situado en el zenit. Los tres últimos factores es importante que sean bajos, ya que aumentarían artificialmente los valores de Actividad.

La observación visual

Para la observación de meteoros disponemos de varias técnicas, entre las cuales, las más accesibles a los aficionados son la visual, la fotográfica y la telescópica. Además también se suelen realizar observaciones con equipos de vídeo, radar y últimamente debido a las ventajas de las cámaras CCD, también con CCDs. Cada una de ellas dispone de una serie de ventajas e inconvenientes.

Antes de comenzar cualquier observación deberemos preparar todo el material, como bolígrafos, los partes de observación, mapas, en casos de observación visual las tablas de magnitud límite, una linterna roja, a ser posible de las que tienen pinza para tener las manos libres, un reloj y una tabla donde apoyar las hojas. Así mismo es importante tener una silla cómoda. Y sobre todo mucha ropa de abrigo y termo con café.

Antes de empezar a observar en cada intervalo de tiempo prepararemos los mapas de las zonas a estudiar y situaremos visualmente el punto radiante para clasificar claramente la asociación o no de un meteoro al radiante. Si bien, hacer esto no es aconsejable en las primeras observaciones pues corremos el riesgo de asociar todos los meteoros vistos al radiante por pura sugestión.

La técnica visual es la más accesible de todas ellas, y posiblemente la más sencilla de realizar dentro de la astronomía amateur. De todas las maneras de observar meteoros ésta es la más practicada con diferencia. Solamente necesitamos unos cielos limpios, transparentes, con una magnitud límite que no debe bajar de la 5, y paciencia. Consiste en observar el cielo e ir anotando los meteoros que vamos viendo.

Los mínimos datos a recoger son el radiante del que procede el meteoro y la magnitud visual del mismo. Datos como el color únicamente los tomaremos cuando la actividad sea muy baja y el registrar dicho dato no suponga el perder de manera notable atención a la observación. Otro dato también interesante a registrar es la velocidad, si bien, en caso de no anotarla, deberemos tenerla en cuenta a la hora de clasificar un meteoro dentro de un radiante. Por ejemplo, un meteoro de velocidad lenta no puede ser clasificado como Perseida, pues la característica de este radiante son las altas velocidades.

También es habitual dibujar en unos mapas diseñados a tal efecto los trazos de los meteoros, para mejorar la precisión en la clasificación de los mismos. Este se vuelve especialmente importante cuando trabajamos con los denominados complejos de radiantes, donde se sitúan en una pequeña área del cielo varios radiantes, tales como las virgínidas en Marzo, el complejo de Acuario en Julio y las Táuridas en Noviembre, pues así se puede clasificar con mayor precisión los miembros de cada radiante.

La observación visual hay que realizarla en intervalos de tiempo no inferiores a 45 minutos, ni tampoco realizar observaciones muy prolongadas sin descansos.

Según sea la actividad deberemos modificar nuestra manera de registrar los datos.

Con baja actividad, podemos rellenar la mayor parte de los datos del parte de observaciones. Podemos tomar datos como la hora exacta sin ser necesario registrar con precisión de segundos, el color, la velocidad, dibujar el trazo, etc…

En caso de actividades altas, deberemos centrarnos en los datos más importantes para intentar perder el menor número de meteoros mientras realizamos nuestras anotaciones, por supuesto nos olvidamos de dibujar su trazo en el mapa. Fundamentales son los datos de la magnitud y el radiante al que está asociado. En caso de no darnos tiempo a registrar la hora podemos realizar una agrupación por intervalos de tiempo.

En caso de actividad muy alta únicamente deberemos centrarnos en el radiante de alta actividad omitiendo el registro de los meteoros esporádicos o asociados a otros radiantes. Si aún así no somos capaces de seguir la actividad iremos apuntando los meteoros más brillantes de manera que seamos capaces de registrar la mayor cantidad de ellos dentro de un rango de magnitudes inferior.

En estos casos de actividad alta podemos recurrir a otro método diferente al de anotar los datos en papel. Consiste en registrar los datos en una grabadora etiquetando la cinta con el intervalo de tiempo en el cual se realizó la observación. Este método permite registrar la actividad con un mínimo tiempo muerto, que puede rondar a los 5 segundos contra los 30 segundos que puede significar el registro en papel, además de no ser necesario perder la atención del cielo. La desventaja de esta técnica reside en que en caso de estar acompañado, las voces de los acompañantes también quedan registradas.

Así mismo nuestras observaciones se deben centrar en una distancia de 40º del radiante en estudio. Otro error habitual es realizar en observaciones en grupo el registro de los datos de todos los observadores en el mismo parte. Esto anula totalmente la validez de la observación. Cada observador debe usar su parte y realizar sus mediciones de magnitud límite individualmente.

El registro fotográfico

La técnica fotográfica tiene como ventaja la precisión de la medida de los trazos, cosa muy difícil de lograr en técnicas visuales, sin embargo el campo visual de esta técnica es generalmente más reducida a no ser que usemos gran angulares, y el rango de magnitudes está más limitado, pues generalmente es difícil registrar meteoros con magnitudes más débiles de la 2, mientras que en visual y con buenas condiciones podemos llegar incluso a la 5. Debemos tener en cuenta que si la relación poblacional de un radiante es de 2,5, significa que son visibles 2,5 veces más de meteoros de la magnitud 3 que de la 2.

Trabajando con varias estaciones separadas entre sí, generalmente unos 100 kilómetros se pueden determinar datos tales con la altura de comienzo y finalización del trazo o datos tan importantes como los elementos orbitales del meteoro.

Para esta técnica podemos usar una cámara réflex con un objetivo de 18 mm de focal sobre un trípode y sensibilidad de 400 a 1600 ISO. De todos modos deberíamos hacer seguimiento con la cámara pues de lo contrario será obligatorio anotar la hora en que cada meteoro fue fotografiado, pues si no lo hacemos así para determinar su comienzo y final no podremos usar como referencia los trazos de las estrellas.

Además se suelen realizar las tomas con un obturador giratorio, que muestra en la fotografía el trazo del meteoro de manera discontinua, permitiendo calcular la velocidad el mismo.

Un reto: la observación telescópica

La tercera técnica consiste en la denominada observación telescópica la cual puede ser llevada a cabo o con telescopio o con unos prismáticos. La observación con prismáticos, es la más cómoda y agradable. Esta técnica las ventajas que tienen son gran precisión en determinar el trazo del meteoro y un rango que magnitudes que en prismáticos de 50 mm pueden alcanzar la 9 y en prismáticos de 80 mm hasta la 10 y 11. En el caso de telescopios estos deben ser preferiblemente reflectores muy luminosos, aconsejándose el uso de dispositivo binocular y con un campo nunca inferior a los 2º.

Sin embargo tiene dos desventajas muy notables, por un lado lo incómodo que puede llegar a resultar la observación por el hecho de tener que mirar prolongadamente por un ocular forzando generalmente posturas para realizarlo, y a que el campo visualizado es muy pequeño, con lo cual el número de meteoros observados es bastante reducido.

Generalmente esta técnica no es costosa pues con unos sencillos prismáticos de 50 mm ya nos es suficiente. Estos prismáticos suelen ofrecer un campo de 5º si trabajamos con 10 aumentos, lo cual es un campo agradable de trabajar, si bien serán aún mejores los de 7 aumentos, pues ofrecen 7º de campo y son más luminosos. De todos modos los prismáticos que generalmente mejores resultados ofrecen son los de 80 mm con 11 aumentos.

Generalmente los trípodes comunes que usamos para los prismáticos no suelen ser cómodos para este tipo de observación, por lo que se hace aconsejable construirse uno mismo un sistema de soporte de prismáticos en forma de horquilla que permita observar cómodamente sentado en por ejemplo un silla de playa con diferentes niveles de inclinación. Este sistema debe permitir disponer de las manos libres salvo para hacer los correspondientes ajustes para el seguimiento del centro del campo.

Los intervalos de observación suelen ser de 30 ó 40 minutos, por lo que es importante la comodidad, pues en una observación común, en dicho intervalo es muy probable que observemos entre 5 y 10 meteoros a lo  sumo, por lo que apenas apartaremos nuestros ojos del ocular. Así mismo es fundamental realizar descansos.

Para estas observaciones es fundamental el dibujar el trazo del meteoro, y recoger datos como su magnitud y la velocidad. Está es una escala que va de la A a la F, siendo la A la velocidad más lenta, y F la más rápida. Generalmente es difícil clasificar los meteoros directamente y requiere un análisis más cuidado, pues la mayoría no comienzan o terminan en el campo de visión. Es importante familiarizarse con el campo y las estrellas antes de comenzar, e identificar las estrellas que usaremos para la comparación del brillo. Cuando observemos un meteoro, en lugar de pasar directamente a realizar el trazo en el papel, continuaremos observando por unos segundos para asegurarnos cuales son las estrellas que vamos a tomar de referencia para su punto de comienzo y su punto de finalización.

Algo fundamental en esta manera de observar es la precisión, pues sino tenemos cuidado, una de las ventajas de este método observacional se perdería. De hecho a la hora de medir las posiciones x e y del trazo en  el mapa, se mide hasta con precisión de milímetro y se cuida la escala de la fotocopia del mapa. Así mismo en los partes existe una columna para indicar la fiabilidad de la observación.

 

Los centros de campo, denominados TFCs suelen situarse a 10 ó 15º del punto radiante. Existen ya juegos de mapas para cada radiante, en los cuales se indican estrellas de comparación.


Algunas fotografías desde Valdunquillo. 4 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Algunas de las fotografías que realicé junto con Verónica Casanova el pasado 4 de agosto desde Valdunquillo (Valladolid). Todas realizadas con la Nikon D5300 y objetivo de 18 mm. Tres de la Vía Láctea y otra de la Osa Mayor.

 

Y todo esto a pesar de la calima presente al anochecer. Aquí un par de fotografías…

 


Dibujo: Eclipse de Luna. 27 de julio de 2018 a las 23:40

AstronomíaDibujo

Por Fran Sevilla

Tenía olvidado el tercer dibujo que realicé durante el pasado eclipse de Luna. Fue realizado un poco a prisa, a las 23:40, cuando ya estaba muy avanzado el eclipse, sobre papel negro A5 (los otros dos fueron sobre A4, ver artículo “Dibujo: Eclipse de Luna. 27 de julio de 2018 a las 22:40” y “Dibujo: Eclipse de Luna. 27 de julio de 2018 a las 23:05“) y con pasteles. Al final se incluyen una fotografía de los tres dibujos.

Ha sido una grata experiencia el hacer el seguimiento del eclipse mediante dibujos, y dejar aparte la cámara fotográfica. Tengo la sensación de que la “intensidad” con la que viví el eclipse fue notablemente mayor.

 

Trazos de estrellas. 4 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

La última de las fotografías que Verónica Casanova y yo tomamos el pasado fin de semana desde Valdunquillo (Valladolid), un trazo de estrellas. La segunda fotografía es la misma, pero en blanco y negro. Objetivo de 18 mm y apilado de 59 exposiciones de un minuto a 1600ISO.

 

Varias fotografías pero sin perseidas. 10 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

En las 80 fotografías que Verónica Casanova y yo tomamos en la noche del 10 al 11 de agosto no aparece ninguna Perseida, pero al menos hemos podido aprovechar algunas de las fotografías. La primera es la Vía Láctea por Sagitario, 30 segundos a 3200ISO. La segunda es un trazo de estrellas de 37 minutos (73 exposiciones), en la zona de Cisne-Águila. Ambas tomadas desde Valdunquillo (Valladolid) con la Nikon D5300 y objetivo de 18 mm.

 

Los “mundos de agua” podrían no ser habitables

Astronomía

Por Verónica Casanova

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]

Crédito: NASA/JPL-Caltech

Actualmente se conocen unos cincuenta exoplanetas cuyo tamaño oscila desde el diámetro de Marte hasta varias veces el de la Tierra, y que residen en la zona de habitabilidad de sus estrellas: la distancia orbital dentro de la cual bajo unas condiciones adecuadas puede existir agua líquida sobre la superficie del planeta. Por ello, estos exoplanetas son los candidatos más idóneos para albergar vida.

Si un exoplaneta ubicado en la zona habitable posee un diez por ciento de su masa total en forma de agua, y si carece de una atmósfera rica el hidrógeno o helio gaseoso, nos encontramos ante un “mundo de agua”.

Algunos científicos han argumentado que los mundos de agua son lugares improbables para que surja la vida. Carecen de una superficie terrestre que impulse el ciclo carbono-silicatos, un proceso en el que el dióxido de carbono en forma de gas, considerado como esencial para mantener temperaturas óptimas para la vida en la superficie, se equilibra entre la atmósfera y el interior del planeta. Amit Levi y sus colegas, del CfA, han vuelto a analizar los mecanismos físicos y geológicos en los mundos de agua. Encontraron que cuando la presión del dióxido de carbono atmosférico es lo suficientemente alta, el hielo marino puede enriquecerse con otros productos químicos y hundirse, impulsando una corriente planetaria que en efecto reequilibra la presión del gas de una manera análoga a la del ciclo carbonato-silicato.

Para que este efecto funcione, el exoplaneta tendría que rotar unas tres veces más rápido que la Tierra, lo que permitiría el desarrollo de una capa de hielo polar y la producción de un gradiente de temperatura en el océano que ayude a mantener el mecanismo. Además, este gradiente de temperatura soportaría los ciclos de congelación-descongelación necesarios para la evolución de la vida en los mundos de agua, de acuerdo con las limitaciones de la química prebiótica. Pero hay que tener en cuenta que para las estrellas más pequeñas, de aproximadamente la mitad del radio solar, este mecanismo no podría darse porque los exoplanetas probablemente se encuentren “bloqueados” por la gravedad de marea de sus estrellas, es decir, no podrían realizar un rotación tan rápida, hasta el extremo de que muchos de ellos siempre mostrarían la misma cara a sus estrellas.

Fuente: Phys.org

 

Actividad de las Perseidas 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Crédito: IMO

Aquí os compartimos un gráfico del IMO correspondiente a la actividad de este año de las Perseidas de este año, basado en los datos 107 observadores que reportaron un total de 11.364 perseidas. Según este gráfico la máxima actividad fue de 108 meteoros a la hora, el día 13 a las 6:55 horas TU.

Por nuestra parte, hemos podido disfrutar de la observación de perseidas durante las noches del 10 al 11, del 11 al 12 y del 14 al 15, observando numerosos meteoros brillantes. Aunque por desgracia, en unas 400 fotografías que hemos realizado para intentar capturarlas, únicamente de momento hemos podido ver una.

 

Perseidas. 11 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Unas 400 fotografías tiramos Verónica Casanova y yo en las noches 10/11, 11/12 y 14/15, y únicamente capturamos estas dos perseidas. A ver si el próximo año tenemos más suerte. Cámara Nikon D5300 y objetivo de 18 mm. Realizadas desde Valdunquillo (Valladolid)

 

Meteoros kappa Cygnidas 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

kcg

Crédito: IMO

Tras las Perseidas, tenemos otro radiante activo en Agosto, si bien en este caso, de baja actividad. Son las Kappa Cygnidas (Código IMO: KCG).

Las kappa Cygnidas está activo desde el 3 hasta el 25 de Agosto, con el máximo hoy día 18. Tiene muy baja actividad, con una THZ de 3 meteoros/hora en base a los estudios de los últimos años, y el radiante está situado en A.R. 286º y declinación +59º. Los meteoros de este radiante son lentos, aunque este año y a diferencia del pasado, no tendremos unas condiciones tan ideales de observación pues la Luna molestará sobre todo al principio de la noche.

 

Time-lapse desde Valdunquillo. 11 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Aquí os compartimos un time-lapse que hemos realizado con las imágenes que Verónica Casanova y yo tomamos el pasado 11 de agosto de 2018, con el objetivo de capturar alguna perseida. La focal era de 18 mm y las fotografías fueron tomadas desde Valdunquillo (Valladolid)

 

Observación desde Valdunquillo. Resultados preliminares. 18 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Fotografía de la famosa X lunar. Móvil y prismáticos 20×80

Anoche nueva sesión se observación con Verónica Casanova desde Valdunquillo (Valladolid). Tras un precioso atardecer y ver la famosa “X” lunar con los prismáticos 20×80, la observación se dedicó a estrellas dobles de Lyra. Algunos ejemplos aún sin procesar. Tiempo de exposición de 5 segundos, CCD y focal 230 mm.

 

Dibujo: Valdunquillo

Dibujo

Por Fran Sevilla

Uno de los dibujos realizados esta pasada semana. Se trata de Valdunquillo visto desde un camino situado a las afueras. Realizado con pasteles sobre papel A4 para acuarela. Las dos últimas imágenes muestran pasos intermedios en su realización.

 

Curioso satélite. 11 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Una de esas cosas curiosas que ves durante una noche de observación. Este satélite fotografiado emitió potentes destellos con destellos intermedios de menor intensidad. Fotografiado con Verónica Casanova el 11 de agosto desde Valdunquillo (Valladolid). Focal de 18 mm y exposición de 40 segundos. En la primera fotografía se han marcado con un círculo los 22 destellos fotografiados.

 


Tapiz joviano

Astronomía

Por Fran Sevilla

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Kevin M. Gill

La apariencia de Júpiter es como un tapiz de colores vivos y vórtices atmosféricos arremolinados. Muchos aspectos de la atmósfera del planeta todavía son un misterio. Por ejemplo, se desconoce el origen de las tormentas individuales o las características de las retorcidas nubes. Al estudiar el clima de Júpiter de cerca por primera vez, Juno está ayudando a los investigadores a comprender mejor cómo funcionan las atmósferas en general, incluida la nuestra. Lo que aprendamos acerca de la atmósfera de Júpiter también ayudará a los científicos a comprender cómo funcionan los planetas gigantes gaseosos en general, incluidos los que ahora se descubren más allá de nuestro sistema solar.

Esta imagen se tomó el 1 de abril de 2018, cuando la nave espacial realizó una aproximación a Júpiter. En ese momento, Juno estaba a unos 12.750 kilómetros de la parte superior de las nubes del planeta, por encima de una latitud sur de aproximadamente 26 grados.

Kevin M. Gill creó esta imagen usando datos de la cámara JunoCam.

Fuente de la noticia: “Jovian Tapestry“, de JPL.

 

Dibujo: Saturno

AstronomíaDibujo

Por Fran Sevilla

Otro dibujo finalizado la pasada semana. Se trata de Saturno, tal y como lo vio la misión Cassini (en concreto el 6 de octubre de 2004). Está realizado con pasteles sobre papel negro A4. También a continuación se incluyen más fotografías tomadas durante la realización del dibujo

 

Lycus Sulci

Astronomía

Por Fran Sevilla

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/ASU

Lycus Sulci es una región muy compleja de Marte que rodea los flancos norte y oeste del monte Olimpo. Esta imagen tomada con el instrumento VIS muestra algunas de las características tectónicas encontradas en Lycus Sulci, así como las franjas oscuras que son comunes en esta región. Las intersecciones en ángulo recto de los valles indican una fractura tectónica. Las cabezas de los canales en forma de cuenco se pueden formar mediante la liberación de líquido como hielo derretido bajo la superficie.

Fue tomada el 21 de abril de 2018 a las 9:42 horas durante la órbita 72531. Esta centrada en una latitud 25,39º norte y longitud 220,19º.

Fuente de la noticia: “Lycus Sulci“, de JPL.

 

Diversas fotografías. 11 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Diversas fotografías de la noche del 11 al 12 de agosto, tomadas con Verónica Casanova  desde Valdunquillo (Valladolid). La primera es del anochecer y con Venus visible. Las otras cuatro son apilados de las fotografías tomadas para capturar perseidas. Todas tomadas con la Nikon D5300 y objetivo de focal 18 mm.

 

 

 

 

 

23 días sin manchas solares

Astronomía

Por Fran Sevilla

Crédito de la imagen: NASA/GSFC/Solar Dynamics Observatory

Durante un período de tres semanas (del 3 al 24 de julio de 2018), en el Sol únicamente se pudo observar una pequeña mancha solar de corta duración, pero cuenta una gran historia. Hasta el 22 de julio, durante 23 días consecutivos, el Sol no tuvo manchas solares. Se trata de la primera vez que ha sucedido en nueve años. El Sol se está acercando rápidamente al mínimo solar, un período en su ciclo de 11 años de muy baja actividad solar, y lo hace más rápidamente de lo que muchos científicos predijeron.

Fuente de la noticia: “An Almost Spotless Record, de JPL.

 

Cometa 21P/Giacobini-Zinner. 11 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

Imagen del cometa 21P/Giacobini-Zinner, tomada con Verónica Casanova el pasado 11 de agosto desde Valdunquillo (Valladolid). En ese momento el cometa estaba situado cerca de la estrella Segin (epsilon Cas) con una magnitud cercana a la +7. Está realizada con la CCD y un R60/230 f/3,8, 63 tomas de 10 segundos.

 

Eclipse parcial de Sol desde el espacio

Astronomía

Por Fran Sevilla

Crédito de la imagen: ESA/Royal Observatory of Belgium

Gracias a una peculiaridad de nuestro universo, la distancia promedio de la Luna con respecto a la Tierra es perfecta para que aparezca del mismo tamaño en el cielo que el Sol, significativamente más grande. De vez en cuando, la Luna se desliza directamente entre la Tierra y el Sol de manera que parece cubrir completamente nuestra estrella, bloqueando temporalmente su luz y creando un eclipse total de Sol para aquellos que están situados a lo largo del estrecho sendero que proyecta la sombra de la Luna.

Pero a veces la alineación es tal que la Luna cubre solo parcialmente el disco del Sol. Este eclipse parcial se produjo el sábado del 11 de agosto de 2018 para los observadores ubicados principalmente en el norte y el este de Europa, el norte de América del Norte y algunas localidades del norte de Asia.

El satélite Proba-2 de observación solar de la ESA orbita la Tierra unas 14,5 veces por día y con su constante cambio en el ángulo de visión, se sumergió en la sombra de la Luna dos veces durante el eclipse del sábado 11 de agosto. Las imágenes seleccionadas del eclipse parciale se ven una al lado de la otra: la primera (izquierda) fue capturada a las 08:40:12 GMT y la segunda (derecha) a las 10:32:17 GMT.

Las imágenes fueron tomadas por la cámara SWAP del satélite, que trabaja en longitudes de onda ultravioleta extremas para capturar la caliente y turbulenta atmósfera del Sol, la corona, a temperaturas de alrededor de un millón de grados, que se pueden ver en el fondo.

Fuente de la noticia: “Partial solar eclipse from space“, de ESA.

 

M31, M11 y M27. 11 de agosto de 2018

Astronomía

Por Fran Sevilla

La calidad de las imágenes de nuestra CCD distan mucho de las que obtenemos con la reflex, no solo por ser en BN y de baja resolución, si no también por el acabado y por la óptica que empleamos (de mucha menos calidad que el R80/400). Es por ello que en imágenes de cielo profundo la calidad baja mucho.

Aquí tres ejemplos de imágenes tomadas el 11 de agosto con Verónica Casanova desde Valdunquillo (Valladolid). La primera es la galaxia de Andrómeda (52 minutos de exposición), la segunda es de M11 (46 minutos) y la tercera de M27 (25 minutos). Todas con la CCD QHY IMG-0H y R60/230 f/3,8.

 

Dibujo: Paisaje desértico

AstronomíaDibujo

Por Fran Sevilla

Este dibujo se me ocurrió hacerlo al ver una acuarela de una marina de E. John Robinson. Conservando la idea de la luz solar, los acantilados y la roca en primer plano, lo he transformado en un paisaje desértico y árido. ¿Un paisaje propio de un cálido exoplaneta o Arrakis…?
Realizado con pasteles sobre papel A4 de tonalidad kraft. Al final también se incluye una fotografía del boceto original.

 

Estructura interna de Ceres

Astronomía

Por Fran Sevilla

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Esta concepción artística resume nuestra comprensión de cómo se podría estructurar el interior de Ceres, en base a los datos enviados por la misión Dawn de la NASA.

Utilizando información sobre la gravedad y la topografía de Ceres, los científicos descubrieron que Ceres está “diferenciado”, lo que significa que a diferentes profundidades tiene capas compositivamente distintas. La capa más interna, el “manto”, está dominada por rocas hidratadas, como las arcillas. La capa externa, una corteza de 40 kilómetros de espesor, es una mezcla de hielo, sales y minerales hidratados. Entre las dos hay una capa que puede contener un poco de líquido rico en sales, llamado salmuera. Se extiende al menos 100 kilómetros. Las observaciones de Dawn no pueden “ver” debajo de 100 kilómetros de profundidad. Por lo tanto, no es posible determinar si el interior profundo de Ceres contiene más líquido o un núcleo de denso material denso rico en metales.

Fuente de la noticia: “Ceres’ Internal Structure (Artist’s Concept)” de JPL.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Nos encanta recibir tus comentarios y que participes!
Deja un comentario (Normas de participación)